20 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Nagore Robles mete en un aprieto a Sandra Barneda y decepciona a Jésus Vázquez

Nagore Robles y Sandra Barneda.

Nagore Robles y Sandra Barneda.

A punto de estrenar la segunda edición de "La isla de las tentaciones", la presentadora de Telecinco parecía vivir su momento más dulce tanto laboral como personal cuando su novia se la lió.

A punto de estrenarse la segunda edición de La isla de las tentaciones, su presentadora Sandra Barneda visitó este miércoles el plató de Mujeres, hombres y viceversa de Cuatro para promocionarlo y entonces saltó la sorpresa romántica.

Estaba Barneda hablando tranquilamente con Jesús Vázquez del esperado estreno cuando Nagore Robles (una de las asesoras del amor de MHYV) se levantó para pedirle algo "importante" a Sandra, de quien está más enamorada que nunca desde que hace unos meses se dieron una segunda oportunidad tras protagonizar una discreta ruptura a finales del año pasado.

Nagore, visiblemente nerviosa, comenzaba diciendo frente a su chica: "Tengo algo que decirte importante. Sabes que ha costado mucho llegar hasta aquí. Evidentemente, yo tenía que vivir este momento en este programa. Ha habido mucho esfuerzo, mucha paciencia, amor, desamor... y quiero pedirte algo. Dame la mano".

Barneda, roja como un tomate y a todas luces incrédula con la surrealista situación que estaba protagonizando con Nagore en un plató, le dio la mano mientras su chica, más traquila, le pedía que "confiara" en ella y comenzaba un "¿quieres?" interrumpido por Sandra, que muerta de vergüenza exclamaba "no serás capaz".

La colaboradora, haciendo caso omiso a su pareja, continuaba con su petición: "¿Quieres ver esta noche la gala conmigo?". Mucho más relajada, pero todavía algo sonrojada, Sandra contestaba que "por supuesto", feliz de que el misterio con el que había hablado segundos antes Nagore se debiese sólo a una broma.

Jesús Vázquez, aprovechando la ocasión, no duó en decirle a la vasca "ya te podías haber lanzado", ante lo que Nagore respondió con sinceridad que "se tiene que lanzar ella", asegurando que no es cuestión de orgullo porque "yo con esta mujer no tengo ningún orgullo, os lo aseguro".

Sin duda, un momentazo televisivo que Sandra salvó como pudo asegurando que "las segundas oportunidades dicen que en algunas ocasiones no son las mejores, pero no es mi caso. Nos quedamos ahí".

Comenta esta noticia