21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hazard regresa al equipo con algún kilo de más y ya trabajan en su recuperación

Hazard, en un entrenamiento con la selección belga de la pasada semana.

Hazard, en un entrenamiento con la selección belga de la pasada semana.

Desde que llegó al Real Madrid como gran estrella, Hazard no ha podido brillar en el equipo blanco. Lesiones y bajos estados de forma, los causantes de su pobre rendimiento.

Eden Hazard volvió a los entrenamientos del Real Madrid después participar con la selección de Bélgica en las dos fechas de la Nations League, en las que no vio ni un solo minuto, y tras esta decisión de Roberto Martínez, se encendieron las alarmas en España por el estado físico del jugador y su recurrente lesión de tobillo.

El extremo ex Chelsea llegó a cambio de 100 millones de euros la campaña pasada, y desde entonces, ha tenido un calvario en el equipo de la capital, con un estado de forma que siempre es criticado, y en medio de su puesta a punto, una lesión de tobillo antes de diciembre que le apartó del equipo.

Regresó a la acción y volvió a sentirse en la zona afectada, lo que le hizo suponer que no jugaría de nuevo. El parón por la COVID le dio oxígeno y pudo jugar nuevamente en la temporada, presentando además un físico renovado, que hizo efecto en la cancha para marcar diferencias y tomar la batuta ofensiva del equipo.

Poco le duró al jugador esta situación, ya que un partido gris ante el Manchester City le colocó en la diana de la opinión pública, y luego volvió a caer por el tobillo, lo que obligó a Zidane a prescindir de él en el tramo final de la campaña. A pesar de la importante ausencia, el Real Madrid consiguió el título de liga, y Hazard emitió un juicio a su etapa de blanco: “mi segunda temporada será el punto para analizarme con el equipo”.

Pero el no tener minutos con Bélgica, y estar de nuevo algo pasado de peso, preocupa mucho en España, y el plan del cuerpo médico es total, comenzando con una recuperación estricta para su dolencia de tobillo y además, un plan de alimentación que le permita regresar a la élite lo más pronto posible.

Tanto Hazard como Zidane saben que pueden conseguirle solución a esto, y lo futbolístico es lo de menos, aunque la manera en la que come y su cuidado personal son motivos para preocuparse de manera constante, y en las “vacaciones”, se pudo ver al jugador hablando de su gusto por comer cosas poco saludables para un jugador profesional.

El Real Madrid no estará en el mercado este verano, salvo alguna emergencia o una oferta irrechazable, por lo que Hazard será el jugador más importante en lo mediático, y como tal, deberá comportarse, tanto así que a su llegada a Valdebebas fue enviado de inmediato al gimnasio a trabajar exclusivamente en su cuerpo y tobillo.

El balón será para después ya que la magia es indudable, por lo que ahora resta trabajar el físico y además, el ritmo de juego y pizarra táctica, algo que el propio Martínez aseguró en medio de la convocatoria con Bélgica: "Hazard no tiene ritmo y le falta un poco en cuanto a juego, era innecesario arriesgarlo”.

 

Comenta esta noticia