16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La venganza se sirve fría: Monedero asesta un brutal rejonazo a Iglesias

Iglesias, junto a Monedero, en un acto de Podemos

Iglesias, junto a Monedero, en un acto de Podemos

Dicen que la victoria tiene muchos padrinos pero que la derrota es huérfana. Los cuchillos se afilan en Podemos y apenas doce horas después del escrutinio comienza el ajuste de cuentas.

En la formación morada, la gran derrotada de la noche electoral, comienzan a girarse las "facturas". El cofundador y exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero considera que la coalición Unidos Podemos ha hecho una campaña "errónea" de cara a las elecciones generales del 26-J, por "primar el marketing antes que el contenido", y también que ha pecado de "infantilismo" al creerse unas encuestas que eran amables.

Además, cree que la campaña ha sido "un poco desdentada" hacia el PSOE, un poco similar a lo que le ha pasado a Ciudadanos con el PP, porque los nuevos partidos querían quitarles votos a los antiguos y para eso criticaban a los dirigentes, pero no a los partidos. "De nada sirve una campaña de sonrisas si no estás con las víctimas", avisa, y si no se les enseñan "los dientes a los culpables", ha advertido en su blog.

Monedero considera que esa estrategia ha resultado "errónea" ya que como ha explicado, en una campaña donde "ha habido miedo nadie se va a venir a tu ejército si no encuentra razones para sentirse fuerte" y ha recordado que él lleva un año reclamando que lo que tiene que hacer Podemos es ser "una fuerza política diferente".

Y ha añadido que eso tiene que demostrarlo "no en las televisiones o en los discursos o con medidas muy efectistas como el catálogo de IKEA", ha dicho, en declaraciones a Antena 3.  "De nada sirve la idea brillante de hacer un catálogo de IKEA si eso no sirve para dejar claro cuál es tu modelo de país", ha argumentado.

Monedero defiende, de entrada, que el resultado de Podemos es "una barbaridad" y algo "espectacular", y que si parece un "fracaso" ha sido porque lo de Iglesias cayeron en el "infantilismo" de creerse unas encuestas que eran "amables" y el resultado se ha comparado con esas expectativas. De la misma manera, un PSOE con el peor resultado de su historia está hoy "tocando las campanas".

En su texto, con el título 'A la primera no va la vencida', también deja claro que "desmontar las mentiras" que se han dicho de Podemos llevará tiempo. "Cambiar un país no se hace en dos años", añade.

Comenta esta noticia
Update CMP