La fuente de la Plaza de Luceros estará restaurada en seis meses

El Ayuntamiento de Alicante invertirá 300.000 euros en la restauración de la fuente de los Luceros

El Ayuntamiento de Alicante invertirá 300.000 euros en la restauración de la fuente de los Luceros

Se trata de una actuación pendiente desde hace años de la obra original de Daniel Bañuls de 1930, que representa un emblema en la ciudad de Alicante

El Ayuntamiento de Alicante ha aprobado en la Junta de Gobierno celebrada este martes el proyecto de las obra de restauración de la Fuente de Levante en la Plaza de Los Luceros de Alicante, con un presupuesto de ejecución de las obras de 309.721€ y un plazo de seis meses. Esta actuación se llevará a cabo a través de la Concejalía de Infraestructuras y Mantenimiento, que dirige José Ramón González, y tiene como objetivo su restauración integral y reposición de los elementos dañados con el paso del tiempo de la obra original de Daniel Bañuls de 1930. El concejal de Cultura y portavoz del equipo de gobierno ha resaltado hoy al finalizar la Junta de Gobierno que esta era una actuación pendiente desde hace años que podría haber asumido otras corporaciones pero que vamos a afrontar ahora para que el monumento recupere todo su esplendor y se mantenga en las mejores condiciones como hito emblemático de la ciudad".

Por su parte, el edil de Infraestructuras, José Ramón González, ha explicado que "se va a realizar una intervención integral con la que el Ayuntamiento tiene previsto restaurar la fuente, llevar a cabo la limpieza general del conjunto, la recuperación de las piezas que presentan desperfectos, su renovación de la impermeabilización del vaso, actualización de la iluminación del monumento y la puesta a punto del sistema hidráulico".

En este sentido, González ha puesto en valor las obras destacado "la necesidad de recuperar la integridad del conjunto de la fuente, y poder realizar una importante actuación en una de nuestras más emblemáticas fuentes para poder llevar a cabo en los próximos meses su conservación y restauración tal y como nos comprometimos".

Asimismo la intervención también se lleva a cabo para restaura los daños ocasionados el pasado mes de mayo cuando se produjo un atentado contra la fuente con un martillo, que deterioraron al conjunto ecuestre norte, del fauno a los pies del caballo, motivo por el cual le falta el brazo y antebrazo derechos, y en el conjunto ecuestre Norte, que también dañó la pata trasera derecha del caballo. Así como, en el conjunto ecuestre este, al fauno a los pies del caballo le falta el antebrazo, brazo y mano izquierdos, una piña que sostenía y que colgaba de guirnaldas, y la pata delantera izquierda del caballo. Los daños fueron infligidos con un martillo.

La fuente está en una parcela de suelo urbano sin edificar en el centro urbano de Alicante, sobre una superficie de 2.776 m², y desde su construcción a cargo de Daniel Bañuls en 1930, se propuso una primera actuación de reparación y consolidación en 1965 por el Arquitecto Municipal Miguel López.

Con posterioridad, en 2002, se realiza una intervención por el Arquitecto Màrius Bevià para la "Restauración de la Fuente de los Caballos de la Plaza de los Luceros en Alicante". Al poco tiempo, entre los años 2006 y 2007, con motivo de la ejecución de la estación del TRAM de Luceros, la Fuente tuvo que ser desmontada, vuelta a montar y restaurada, bajo la supervisión del Arquitecto Màrius Bevià.

Composición de la fuente de Los Luceros

La fuente monumental situada en el centro de un vaso circular de 20 metros de diámetro, está organizada simétricamente en torno a un núcleo central rematado por pináculos, de 15 metros de altura.

Sobre una alta taza polilobulada se colocan cuatro caballos con dos faunos-niños cada uno formando una planta de cruz griega adosados a un primer núcleo de planta octogonal. En cada cara alterna del núcleo se ubican dos piletas suspendidas a distinto nivel y un jarrón que recibe las aguas de un mascarón de cerámica dorada con imagen de león. Sobre este núcleo se levanta un fuste de cuatro lados presentando en cada una de sus hornacinas, figuras de jóvenes estilizadas en torno a decoraciones de tipo vegetal.

Todo el conjunto es de un exuberante barroquismo, lleno de elementos decorativos inspirados en motivos vegetales, granadas, racimos, manzanas, piñas, rosas, y multitud de estrellas de todos los tamaños, tratados desde una óptica artística cercana al Art-Decó inspirada en los lenguajes de la arquitectura indú. Sin pretender hacer un estudio iconográfico las referencias a ésta última arquitectura son muy claras:

De acuerdo con las descripción de Màrius Bevià, el núcleo central es un síkhara, torre de templo, las figuras de las jóvenes vestidas con saris están inspiradas en piezas de la escuela de Gandhara, los ciertos detalles reproducen formas de las puertas de los Stupa, las franjas de los bajo-relieves decorativos reproducen motivos del templo de Mallikarjuna, y otra gran cantidad de referencias estilísticas interpretadas que se pueden observar remirando el volumen XIX del Summa Artis. El Arte de la India. Siendo el conjunto, en definitiva, un carro estelar tirado por cuatro caballos.

Comenta esta noticia
Update CMP