M.Peris (Ciudadanos): "Cada vez estoy más convencida de que la Diputación sobra"

La portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Valencia dice que "no hacen falta ni los 31 diputados ni los asesores" y vaticina un crecimiento de su partido hasta 4-5 escaños provinciales

Concejal de Alboraya y portavoz y única diputada de Ciudadanos en la Diputación de Valencia tras la marcha del otro diputado que empezó, José Enrique Aguar, Carmen (o mejor Mamen, como apostilla que le han llamado desde niña) Peris, analiza en esta entrevista la situación de la corporación provincial, de los concejales de su partido en la provincia y las perspectivas electorales en los comicios que se celebrarán a finales de mayo.

-Hace ahora dos años Ciudadanos se fracturó en la Diputación y su portavoz entonces se marchó para crear otro partido. Esto significó que usted pasaba a asumir la portavocía y todo el peso de su formación en la corporación provincial. Visto con la ventaja del discurrir del tiempo, ¿cree que fue un paso adelante?

-Tenía 104 concejales detrás y un proyecto que me apasiona. Mantuve la mente fría y recordé, una vez más, lo que mi padre siempre me subraya: "cuando uno empieza algo ha de terminarlo". Podía decir me voy y centrarme completamente en mi vida profesional, la abogacía, o continuar y asumir el reto de la portavocía, que fue por lo que me decanté. Para ello quería un equipo de asesores elegidos por mérito y capacidad que me ayudara a hacer cosas diferentes. El apoyo de María José y Tomás en este equipo me ha permitido darle ese cariz profesional. Hacemos lo mismo o más que los 12 diputados del PP.

-¿Y cómo traslada esa profesionalización en la que insiste a la labor de oposición?

-Pues teníamos la opción de hacer oposición de protesta por todo o ser útiles. La Diputación no constituye una cámara legislativa ni ha de primar el componente ideológico. Es un órgano de gestión de 480 millones. A partir de aquí hemos logrado que no haya políticos en las cámaras de contratación, que en los contratos se prime a empresas que apuesten por la conciliación familiar, evitar desigualdades y lograr una subvención para Casa Caridad o, también, y de esto me siento muy orgullosa, que no se discrimine a jóvenes valencianos en sus prácticas en función de si estudian en una universidad pública o en una privada. Se había llegado al absurdo de que una persona de fuera de Valencia pudiera hacer prácticas en la Diputación y un joven valenciano, no.

-Usted llegó de un partido independiente de Alboraya a Ciudadanos y de ahí directamente entró en Diputación. Ahora que el mandato se acerca a su final, ¿qué sensación le está dejando la experiencia?

Al principio entras con ilusión, pensando que se va a dar un cambio, también por la variación de gobierno. No obstante, lo único que ha cambiado es que a Imelsa le han puesto el nombre de Divalterra y que el color de las bolsas ha pasado del azul de Rus, luego al rojo de Rodríguez y ahora al blanco de Gaspar. Esto último demuestra lo que es la Diputación. El PSOE se pone de perfil porque es rehén de Compromís. No existe un proyecto común. El único objetivo que les unía era tirar al PP.

-¿Y cree que mantiene su esencia de ayudar a los municipios, sobre todo a los más pequeños?

Pues de eso habría de tratarse, pero observamos, por ejemplo, que los convenios con asociaciones son muy discrecionales y que no se produce un control real de las subvenciones. Si se trata de gestionar, como insisto en que es la misión de Diputación, sobran los 31 diputados y sus asesores. La gestión pueden hacerla perfectamente los funcionarios, a quienes, por cierto, no se les está valorando lo suficiente. Nos hallamos en los niveles más altos de interinidad y de comisiones de servicio. No se da una estabilidad laboral a los trabajadores.

-Entonces, y ya sobre la base de su experiencia, ¿mantiene la tesis de que las diputaciones no son necesarias?

-Cada vez estoy más convencida de que la Diputación sobra. Podrían haber transferido los museos, el Psiquiátrico, arreglar la situación del Hospital General y reconducir unos fondos que irían mejor destinados a carreteras o a otras inversiones en municipios. Las diputaciones provocan duplicidades. Definitivamente, sobran. Con consejos de alcaldes y una Conselleria de Administración Local sería suficiente.

El PSOE se pone de perfil en Diputación porque es rehén de Compromís. No existe un proyecto común. El único objetivo que les unía era tirar al PP.

-En su papel de diputada hace en cierto modo de cicerone de sus alcaldes y concejales, todos primerizos. ¿Les daría un aprobado, sobre todo a los primeros, en su primer mandato?

-Desde luego. Están siendo un ejemplo nuestros siete alcaldes. Basan su gestión en reducir deuda (como en Loriguilla), atraer empresas, hacer obras necesarias y no faraónicas, en potenciar el turismo, como en el caso de Cofrentes; en mejorar la llegada del agua, como en Caudete de las Fuentes... Algunos me dejan pasmados, como el alcalde de Llanera de Ranes, que comprueba que funcione cada farola. En Moixent tuvimos un primer edil por sorpresa que ha luchado contra los vicios perniciosos arrastrados de gobiernos anteriores. O en Barx, que se ha recuperado el patrimonio cultural. En el municipalismo hay que apasionarse y pensar lo positivo de la política, su capacidad de transformar partiendo de una idea.

-¿Cree que seguirán como alcaldes una vez se constituyan las nuevas corporaciones?

-Revalidaremos mayorías como en Llanera de Ranes o Alberic.

-¿Y dónde considera que Ciudadanos puede crecer hasta el punto de sumar nuevas alcaldías?

-Por ejemplo, en Paterna. En comarcas como La Safor o La Ribera también creceremos mucho. Incluso en la primera podemos lograr un diputado provincial. Ciudadanos está preparado ya para gobernar en aquellos municipios donde pueda entrar. Hace falta, hoy en día, líderes capaces de abanderar consensos, que destaquen por una habilidad especial para sumar por un proyecto común, de pensar en positivo.

-¿Qué pronóstico de diputados provinciales le da a su partido, partiendo de la base de los dos que obtuvieron en 2015?

-Entre 4 y 5, y conseguidos no solamente en la comarca de l´Horta.

Ciudadanos conseguirá entre 4 y 5 diputados en las próximas elecciones, y no serán solamente por la comarca de l´Horta

-¿Y en su municipio, Alboraya, donde ahora tienen tres concejales?

-Podemos llegar a cinco ediles. 

-¿Con Mamen Peris de candidata?

-Yo estoy a disposición del partido

-Eso me suena a respuesta de lo que ustedes llaman vieja política ...

-Lo que tengo claro es que seguiré con la toga puesta.

-¿Como ahora, compaginándola con la política?

-Estoy viviendo una etapa apasionante y, por qué no reconocerlo, a la vez muy sacrificada personalmente. Hasta que uno no lo hace no lo entiende. Dedicas muchísimas horas, recorres toda la provincia. A veces se está mejor en casa tranquilamente en el sofá un domingo que en un acto a bastantes kilómetros de distancia. En cualquier caso, en marzo, posiblemente después de Fallas, el partido ya hará públicas las candidaturas.

-En una reciente entrevista en EsdiarioCV a Emilio Argüeso,  hablaba de que las listas de Ciudadanos tenían que estar compuestas, en un 50% más 1, de afiliados. ¿Piensa que las que presentarán en la provincia de Valencia contarán con bastantes independientes?

-Sí, en municipios como Xàtiva, Tavernes de la Valldigna, Gandia... que se sumarán a nuestro proyecto. En Alboraya puedo anticipar que también, y en puestos destacados.

-Y ya que alude a su población, ustedes insisten mucho en un proyecto metropolitano. ¿Cómo lo aplicarán si coinciden en la alcaldía de Alboraya usted, o quien se presente por su partido, y su compañero Fernando Giner en la de Valencia?

-No tiene sentido trabajar como islas. Hace falta tener una visión global. Es un absurdo, por ejemplo, que el Valenbisi no pase a Alboraya. Podríamos ahorrar coste aplicando una limpieza o un transporte común. Se ha trabajado demasiado individualmente. Me da pena, también, que los municipios estén de espaldas a Europa. Apostaremos por dar publicidad a muchos proyectos europeos. En Alboraya queremos instalar una oficina que los gestione.

 

 

 

 

 

 

-A partir de entonces se convirtió en el enlace exclusivo con la Diputación de sus alcaldes y concejales, y apuntalar sus peticiones a la corporación.   

Comenta esta noticia
Update CMP