27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"Está difícil, difícil que se quede en el Barça"

Seguidores de Messi, protestando en el Nou Camp por la salida del jugador.

Seguidores de Messi, protestando en el Nou Camp por la salida del jugador.

El padre y representante de Leo Messi ya está en Barcelona para reunirse con el presidente Bartomeu y tratar con él la salida de su hijo del club blaugrana.

Primer paso para que el futuro de Leo Messi pase de un simple burofax a una realidad. El padre y representante del astro argentino, Jorge Messi, ha llegado a primera hora de esta mañana a Barcelona procedente de Buenos Aires y se espera que esta misma tarde se reúna con el presidente del club catalán, Josep María Bartomeu. 

Si nada más descender del avión las palabras de Jorge Messi han sido: "No sé nada", minutos más tarde, al ser captado por las cámaras de Cuatro, ha sido algo más explícito. "Está difícil, difícil que se quede en el Barça". 

 

 

La negociación será complicada ya que el Barcelona considera a Messi completamente intransferible, con contrato en vigor hasta el próximo mes de junio y con una cláusula de rescisión de 700 millones de euros. Sin embargo, el jugador considera que puede acogerse a una cláusula liberatoria que existe en su contrato y que no habría expirado en el tiempo acordado (finales de mayo) por lo atípico de la temporada que, prácticamente, acaba de concluir. 

Es evidente que se tendrá que llegar a un acuerdo porque el crack argentino no quiere seguir en el Barcelona y porque el club no querrá pagarle los 100 millones brutos de ficha que cobra teniéndole en la grada sin jugar. Al final, y como ya ocurrió con Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, habrá que pactar un precio de salida asequible para alguno de los pocos clubes que le podrían fichar. 

Mientras tanto, el Manchester City, el club que más opciones tiene de hacerse con sus servicios, se hace el digno y asegura que solo fichará a Messi si el argentino sale gratis del Barça. Ninguno de los clubes interesados, City, PSG, Inter de Milán, incluso la Juventus como se ha rumoreado en las últimas horas, puede arriesgarse a cerrar un acuerdo con el jugador, a espaldas del club blaugrana, y que luego la Justicia atienda las demandas del Barcelona y sitúe la cláusula de rescisión en su verdadero valor.  

Comenta esta noticia