Las fronteras del Reino de Valencia

El territorio valenciano desde que se instituye como reino cristiano ha tenido unas fronteras delimitadas, aunque nunca han sido 100% fijas y tuvieron variaciones

Vamos a comenzar con el reino recién creado en 1239 y que conserva sus fronteras redactadas en la “Costum” de Valencia y que fue ratificada en los fueros de 1261.  Veremos en raíz de esta primera delimitación de frontera como fue evolucionando.

En líneas generales, las fronteras entre estados suelen delimitarse por accidentes naturales y esto sucede con el nuevo estado valenciano.

Por el norte delimitando con Cataluña se estableció la frontera en el río Cenia salvo Alcanar y Ulldecona que en esta primera delimitación pertenecieron al Reino de Valencia aunque posteriormente pasarían a Cataluña.

Con el Reino de Aragón la frontera se estableció a la altura de poblaciones de Albentosa(concretamente la división es en el río Albentosa) y Manzanera, que pertenecieron al Reino de Valencia al igual que Mora de Rubielos y llegaba hasta Castelfabib en el actual “Rincón de Ademuz”. Esta frontera sería cambiada a la actual en 1283 por Pedro el Grande pasando Mosqueruela, Albentosa, Mora y Manzanera a Aragón y se reconocen defintivamente para Valencia poblaciones como Ademuz, Castelfabib o Jérica que pudieron haber pasado a Aragón.

En la parte occidental se establece la frontera con los territorios pertenecientes a Chelva, que limitaba con los territorios de Utiel y el paso de las cabrillas como frontera aunque se sucedieron pequeñas disputas en el siglo XVI pues en esta época el término frontera en algunos casos no era tan preciso.

En la parte sur la frontera se estableció en la línea Biar-Busot hasta la Sentencia de Torrellas de 1304 en el que Elche, Alicante y Orihuela pasan al Reino de Valencia.

Estas fronteras se mantuvieron estables a partir de 1304, hasta prácticamente entrando al siglo XIX, a excepción de la pérdida de Caudete en 1707 durante la guerra de Sucesión Española.

Sin embargo, durante la guerra de independencia española y las cortes de Cádiz, se empezó a planificar un nuevo modelo provincial que primero en 1812 se separó a Ademuz y Castelfabib aislándolos al pasar los territorios de la zona de Hoya de la Carrasca a Aragón(según el mapa de Juan José Carbonell de 1812) y durante el Trienio Liberal en 1822 se llegó a repartir el actual rincón de Ademuz entre Cuenca y Teruel.

En 1833 se realizó la división territorial en la que Valencia recuperaba el Rincón de Ademuz y se incorporaban Villena y la actual comarca de Requena-Utiel estableciendo la que es hasta la fecha, la frontera territorial de la Comunidad Valenciana.

En 1847 hubo un intento de regionalizar la península ibérica y se estableció la unión entre Valencia y Murcia pero este proyecto fue anulado.

También fracasó el plan de 1884 en la que el Reino de Valencia perdía la provincia de Alicante y adquiría las de Cuenca y Teruel que fue abolido sin entrar en vigor.

Definitivamente, para la actual Comunidad Valenciana el reparto provincial de 1833 es el que ha prevalecido hasta nuestros días, aunque podemos ver que hubieron fuertes variaciones que pudieron haber cambiado la fisonomía de nuestro territorio.

*Graduado en historia-UV

Comenta esta noticia
Update CMP