El PSPV absuelve a Grezzi en la EMT y deja en manos de un filólogo su gestión

Grezzi, con el gerente cesado

Grezzi, con el gerente cesado

El concejal presume de no asumir responsabilidades "al no haber responsabilidades políticas", según la socialista Elisa Valía, a pesar del enfado de la oposición.

 El concejal de Movilidad Sostenible de Valencia, Giuseppe Grezzi, ha quedado "absuelto" de responsabilidad política por la comisión de investigación del fraude de cuatro millones en la Empresa Municipal de Transporte (EMT). Esa comisión está presidida por la socialista Elisa Valía, y en ella tiene mayoría la coalición de gobierno Compromís-PSOE.

El edil se ha apresurado a declarar su satisfacción por no tener que responder por lo ocurrido, a pesar de ser el presidente de la EMT. "Las responsabilidades políticas se tienen que asumir si existen", ha señalado, ya con la complacencia de los votos al PSPV a, culpar a la jefa de Gestión, María Rayón, por "falta de diligencia constatada". Incluso el gerente, según la comisión, también queda eximido al haber sido cesado con anterioridad al dictamente.

Grezzi ha insistido en que "ha quedado claro que no había ninguna responsabilidad del gerente ni del presidente (él mismo)" en el engaño. También ha resaltado que la comisión lance "recomendaciones interesantes para mejorar cuestiones que no tenían que ver con el fraude".

Por su parte, la presidenta de la comisión, Elisa Valía, ha seguido en la misma línea al afirmar que "la EMT abre una nueva etapa con mejores garantías de que un fraude así no vuelva a ocurrir". También ha defendido que el gerente no aparezca en el borrador porque "puede tener una responsabilidad que ya ha asumido" con su cese, además de abogar porque su relevo se elija "muy bien".

La oposición no coincide con el veredicto de la comisión. La portavoz del PP, Mª José Catalá, ha calificado el dictamen de "chapucero, breve y de escasa calidad, que  culpa a dos trabajadoras del robo de cuatro millones y exime al gerente", con lo que cree que falta depurar responsabilidades políticas. Además, defiende una intervención "de urgencia" del Ayuntamiento en la EMT y el cese de Grezzi. 

Por su parte, Narciso Estellés, representante de Ciudadanos en la comisión, ha pedido que  la empresa sea intervenida y rechaza que el gerente no figure en el informe, con lo que cree que "se intenta justificar una salida procedente cuando no es así", además de exigir que el nuevo se elija por concurso público.

Otra de las reclamaciones que recoge Cs en un informe propio es que la comisión de la investigación sobre el fraude se someta al pleno del Ayuntamiento, para que Grezzi no sea "juez y parte" y le sustituya otro concejal de Compromís, a parte de que se incorporen todas las "ramificaciones" del caso.

Mientras, una vez aceptado el cese del gerente, el concejal Grezzi ha suscrito su relevo provisional por parte del director adjunto, Toni Martínez, filólogo hispánico de formación y vinculado a un medio de comunicación cooperativista surgido del espíritu reivindicativo del 15-M hasta que fue incorporado por el edil para un puesto de confianza en la EMT. Ahora ocupa, de manera interina y por designación directa, sin concurso ni sin recurrir a una bolsa de personal cualificado para la plaza de gerente, la máxima responsabilidad en esta empresa pública que maneja un presupuesto anual que ronda los 70 millones de euros.

Comenta esta noticia
Update CMP