20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La nueva Arrimadas para pelear en Cataluña, una abogada que acudía a la Diada

Lorena Roldán, por delante de Inés Arrimadas

Lorena Roldán, por delante de Inés Arrimadas

Se llama Lorena Roldán y tiene una misión casi imposible: repetir en Cataluña los resultados de Arrimadas. Y ejemplifica las presiones allí: fue "obligada" en 2013 a ir a la Diada.

Inés Arrimadas ganó las últimas Elecciones Autonómicas en Cataluña, aunque ni se planteó intentar su investidura para comandar la Generalitat: el pacto de todo el independentismo lo evitaría siempre, y desechó hacer un "Pedro Sánchez". Fue el primer paso hacia su salida de la política catalana, confirmada tras las Elecciones Generales y ya irreversible.

Como portavoz de Ciudadanos en el Congreso, número 2 de Rivera y eterna sucesora si algún día se produce el relevo; Arrimadas ha dejado un hueco muy difícil de llenar en la batalla electoral catalana, que se celebrará a más tardar en 2020, si Quim Torra no decide un adelanto: algo difícil, pues sería entregar la victoria, al menos en el bloque separatista, a la ERC de Junqueras.

En ese contexto tan adverso, con unos malos resultados en las Generales en Cataluña que perfilan nubarrones en las Autonómicas, Ciudadanos ha elegido al relevo de Arrimadas en la persona de Lorena Roldán, una tarraconense de la máxima confianza de Rivera y Arrimadas que ya sonaba desde hace tiempo para tan compleja misión.

 

Abogada, concejala, senadora y ahora candidata; esta nacida en Tarragona que cumplirá 38 años el próximo 7 de agosto sintetiza el opresivo clima alojado en la sociedad catalana para librarse del yugo nacionalista: en 2013, un año antes del primero de los dos referendos ilegales, aquel que impulsó Artur Mas y defendió Ada Colau, la entonces jurista acudió a la Diada, ya convertida en un aquelarre secesionista.

Aquel 11 de septiembre Roldán trabajaba en la Administración Pública, no militaba en ningún partido y se dejó fotografiar ataviada con una barretina, sonriendo entre compañeras enfundadas en esteladas, la bandera que simboliza el afán independentista. Ella lo explicó, tiempo después, en Libertad Digital.

 

Roldán, rodeada por un círculo, en una imagen publicada en 2012 por delcamp.cat

"Cuando en Ciudadanos denunciamos en el Parlament de Cataluña que se está poniendo entre la espada y la pared a los funcionarios, hablamos de esto. En aquel momento, trabajaba en la Administración Pública y mis jefes eran cargos políticos de unos partidos concretos. En ese contexto, cuesta decir lo que piensas cuando se organizan manifestaciones, minutos de silencio. Te tienes que significar. Te preguntan, te señalan y te da miedo perder el puesto de trabajo", afirmaba para justificarse.

Contra el procés

Ese borrón no echa por tierra un currículo de resistencia contra el Pdecat, ERC y todo el entramado institucional del soberanismo, pues por sus manos han pasado no pocas de las acciones legales e institucionales que Cs ha emprendido para frenar el procés. Ahora intentará hacerlo también las urnas, con el desafío de hacer de Arrimadas sin ser Arrimadas.

En Ciudadanos, explican fuentes internas a ESdiario, se confía en aguantar el tirón y repetir unos buenos resultados, digan lo que digan ahora las encuestas o los inductores de estados de opinión, especialmente intensos en Cataluña contra el partido naranja. De la capacidad de Roldán, buena oradora y valiente, depende en buena medida ese reto.

Comenta esta noticia
Update CMP