06 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Monumental mosqueo de Raquel Bollo con su programa por una puñalada a traición

Raquel Bollo.

Raquel Bollo.

Ten amigos para esto. Mejor con los enemigos. La colaboradora del programa corazonero de Telecinco no daba crédito a lo que le estaban haciendo otra vez y terminó perdiendo los nervios.

Sálvame se pasó toda la tarde del martes anunciando que tenían un regalo para Raquel Bollo y la colaboradora, sin saber nada, lo recibió en directo en forma de pregunta: “¿Vas a ser abuela por partida doble?”, preguntaba Kike Calleja y ella respondía con una afirmación que llenaba de dudas al público del programa: “De momento, voy a ser madre”.

“La bomba os la he dado yo”, decía la colaboradora para asombro de todos. “¿Estás embarazada?”, le preguntaban pero ella no respondía: “No voy a decir nada”. “¿Quieres gestionar tu información?”, le preguntaba Paz Padilla pero ella contestaba enfadada: “Sí, como vosotros la vuestra. No os voy a decir nada”.

Y ahí se desató su enfado. “La información que nos llega por varias fuentes es que la novia de tu hijo confirma que está esperando un hijo”, insistía Kike Calleja pero Raquel se negaba a decir nada: “Me ibáis a dar una bomba y a lo mejor os ha estallado a vosotros”.

Lo que no entiende Raquel es que no se le avise después de lo que pasó con el anuncio del embarazo de su hija: “Esto es injusto, me habré ido de Sálvame y habré vuelto pero en mi trabajo cumplo y aquí de terceros no hay nadie, soy de primera como todos los demás. Ya se metió la pata con Alma y ahora otra vez ¡Dejad a la gente vivir que mis hijos no se meten con nadie! Me ponéis en la misma tesitura, no tengo problema pero no me corresponde a mí, me metéis en un marrón”.

Es más, la colaboradora explica que si se le avisa en la reunión de lo que iba a pasar, ella misma habría dado la noticia en directo. "Soy educada, prudente pero para pisotearme no. Ya se ha cometido un error una vez, un error bestial", seguía quejándose Raquel.

Belén Esteban le decía que iba a perder el tren a Sevilla y ella cogía sus cosas y se marchaba entre aspavientos: "Ya me quedo en Sevilla para los restos que es donde me tenía que haber quedado".

Comenta esta noticia
Update CMP