19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El doctor Gaona revienta contra Fernando Simón y le invita a "suicidarse"

La polémica portada de Fernando Simón

La polémica portada de Fernando Simón

La portada de Simón posando como un motero agota la paciencia del especialista, que denuncia las mentiras del portavoz de la pandemia y le recuerda cómo actuarían en otras culturas.

El doctor Gaona, uno de los sanitarios más críticos y mediáticos durante la pandemia, no le tiene "miedo" a Fernando Simón, el portavoz del Gobierno en la emergencia sanitaria más protegido y proyectado por los medios y partidos afines al Gobierno.

Habitual de Cuarto Milenio con Íker Jiménez y de los fines de semana en Cope con Cristina López Schlichting, ha empleado su presencia en el programa radiofónico para destrozar literalmente al "colega" de profesión, coincidiendo con la publicación de la polémica portada en El País Semanal en la que Simón posa sonriendo vestido de motero.

Su tesis de que el Gobierno llegó tarde a las medidas preventivas y que eso ha elevado la mortalidad hasta incluso las "50.000 víctimas", le hizo explotar contra el portavoz gubernamental, responsable directo de haber demorado las decisiones hasta después del 8M y de falsear todo el relato.

 

"En otras culturas como la japonesa, ese hombre habría practicado, al haber perdido su honor, lo que se conoce como 'seppuku'", llegó a decir Gaona sobre Simón, "invitándole" de algún modo siquiera simbólico a conocer el típico suicidio ritual japonés, conocido también como harakiri, en el que el responsable de una gran error se quita la vida para restituir su honor.

 

 

Este señor es responsable literalmente de habernos engañado e, incluso hace pocas semanas, de reconocerlo como tal, añadió, antes de darle otro rejonazo : "Y es responsable, un mandado evidentemente, que no tiene la vergüenza por lo menos de callarse al hablar de las mascarillas, mascarillas egoístas, aquellas que tienen una válvula”.

"Yo no sé quién es más egoísta, el que utiliza las mascarillas o aquel que es capaz de mentir con tla de aguantar su miserable sillón por un sueldo mensual. Es vergonzoso. Si un país le da crédito e imprime camisetas y portadas de una persona que les ha engañado y le aplauden, es que realmente no tiene remedio”, concluía.

Comenta esta noticia