27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Núñez Feijóo marca terreno con una frase letal para Arrimadas e Iceta a la vez

El presidente de la Xunta de Galicia avanza como referente del PP y dirige sus dardos hacia fuera de su partido y, también con sutileza, hacia dentro.

Alberto Núñez Feijóo ha vuelto, si acaso alguna vez se fue del todo de la política nacional. Los malos resultados del PP le han convertido en una referencia ineludible que, de fracasar todos los planes de resurrección del partido, le convertirían probablemente en la única alternativa viable a Pablo Casado, llegado un tiempo que en Génova y en Galicia prefieren ver muy lejano.

Mientras, el único firmante de una incontestable mayoría absoluta en sus comicios, ejerce de patrón en clave nacional y dirige sus dardos, siempre moderados en las formas pero cargados de veneno en el fondo, contra todos sus rivales. En una entrevista dominical con ABC, Feijóo hace una contundente reflexión contra dos de los políticos menos contestados del momento, Inés Arrimadas de Cs y Miquel Iceta, del PSOE-PSC.

Aunque ambos viven un momento dulce, la primera como portavoz nacional de un partido en auge y el segundo como probable presidente del Senado; Feijóo intenta sacarles los colores por su previsible abandono de la política catalana, seguro en el caso de Arrimadas y probable en el de Iceta si prospera su candidatura a la Cámara Alta.

 

"No comparto esa decisión y desde el respeto me parece muy irresponsable. Los catalanes por primera vez votaron un partido no nacionalista y se paga abandonando la jefatura de la oposición. Tampoco comparto que el primer secretario del Partido Socialista de Cataluña huya del Parlament catalán para instalarse cómodamente en la Presidencia del Senado", explica Feijóo.

Y prosigue: "Esa es mi opinión personal y por eso yo no he hecho lo que a mí no me parece responsable. Si critico que la jefa de la oposición en el Parlament se vaya al cabo de un tiempo al Congreso, ¿cómo podría justificar que el presidente de un Gobierno, el único con mayoría absoluta en España, se vaya en diez días? Yo no lo comparto, y por eso no lo he hecho".

La autocrítica

Tampoco repara en despliegue verbal para referirse al duro presente del PP y a su incierto futuro. Bajo la apariencia de respaldo total a la estrategia actual, deja abierta no obstante una puerta a cambios, imprecisos en todo caso y sin nombres, que puedan aplicarse si la debacle no encuentra freno:

"Hemos hecho autocrítica. Pero la autocrítica es una cosa y la tensión interna es otra. Este capítulo está cerrado y, posteriormente, en el mes de junio, con todos los datos de generales, municipales, autonómicas y europeas, tendremos que hablar de los resultados: cómo ha cambiado el mapa político en España, cómo tenemos que avanzar en nuestra labor de oposición, cómo vamos a gobernar en los ayuntamientos y comunidades en que hayamos ganado, qué vamos a hacer en el Grupo Popular Europeo... Cada cosa en su momento".

Por último, el líder gallego reflexiona sobre cómo convertir mejor en escaños los diez millones de votos logrados en las Generales por todo el centroderecha, cuya fragmentación ha permitido que el tercer peor resultado histórico del PSOE sea, sin embargo, un éxito en términos de obtención de diputados.

"Lo que ha habido es un presidente del Gobierno que de forma hábil ha utilizado todos los resortes del Estado para hacer una campaña electoral prolongada durante diez meses y sacar un resultado malo dentro del PSOE, pero mucho mejor que el del PP. Este huracán sociológico que hemos vivido en tan poco tiempo ha provocado que se modificaran las costuras de los partidos políticos y especialmente las del PP".

Comenta esta noticia
Update CMP