PP y Cs encuentran un filón electoral con la subida de impuestos en Valencia

La portavoz del PPCV en el Ayuntamiento de Valencia, Mª José Catalá.

La portavoz del PPCV en el Ayuntamiento de Valencia, Mª José Catalá.

Los grupos aprovechan la baza, de cara a las elecciones generales, para atacar las medidas del Ayuntamiento. El PP habla de "#ImpuestazodeRibó" y Ciudadanos se refiere a "un atraco fiscal".

Los grupos de PPCV y Ciudadanos del Ayuntamiento de Valencia han visto un filón electoral con la subida generalizada de tasas e impuestos que el consistorio, gobernado por Compromís y PSPV, prepara para su aprobación e inclusión en los presupuestos de 2020; momento en que empezarán a aplicarse las novedades, que serán gravosas para todas los vecinos y empresas sin excepción.

Lo que el gobierno municipal había visto como una oportunidad para "incrementar los ingresos de las arcas municipales y redundar en mayores actuaciones de promoción y dinamización de la economía", se ha convertido en una "desoportunidad" inmersos como estamos ya en una pre-campaña electoral y con la vista política puesta en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

Para PP y Ciudadanos los más perjudicados por la subida de impuestos de Ribó y su equipo van a ser las familias numerosas, los autónomos y los comercios. Y como Joan RibóSandra Gómez no dijeron nada de esta subida generalizada de impuestos (IBI, IAE terrazas, circulación, agua…) durante la campaña electoral, como no dijeron nada de la subida de sus sueldos y del número de asesores que iban a perpetrar recién elegidos; la medida puede volverse en contra de sus partidos el 10N. De hecho, Ribó siempre ha defendido que un gobierno de izquierdas tiene que aumentar el gasto público y para ello hacen falta más ingresos, por lo tanto más impuestos.  Sin embargo, en la pasada legislatura no tomó esa decisión.

En medio de esta situación, los grupos municipales de PPCV y de Ciudadanos aprovechan la baza para atacar las medidas del Ayuntamiento de Valencia. El PP habla de "#ImpuestazodeRibó", mientras que Ciudadanos se refiere a "un atraco fiscal" del alcalde y los socialistas. Pero, lo cierto, es que ambas formaciones están iniciando campañas informativas y manteniendo reuniones con los colectivos más afectados por las medidas, para salir reforzados políticamente. Una campaña que en el caso del PP durará prácticamente hasta la cita electoral.

Lo que propone el PPCV

De momento, los populares han anunciado este lunes algunas de las propuestas que presentará en su alternativa. La portavoz Mª José Catalá ha apuntado entre ellas una rebaja del 10% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), una bonificación del 50% del IAE a aquellas empresas que utilicen energías renovables y bonificación del 95 % del impuesto de plusvalías a las herencias. También pedirá ampliar las bonificaciones a las familias numerosas.

En este vídeo elaborado por los populares se intenta explicar esta subida de impuestos. 

Catalá asegura además que “son innecesarias estas subidas de impuestos cuando el Gobierno de Ribó-PSPV apenas ejecutan las inversiones, ahora estamos sobre el 30%, cuando apenas quedan tres meses de acabar el año". Para el grupo Popular, "el dinero debe estar en los bolsillos de los ciudadanos para generar riqueza activando la economía, por ello no debe penalizarse a las familias con subidas como las planteadas ahora”.

Según Catalá, los incrementos desde 2015 de los impuestos y tasas han supuesto que los residentes de la ciudad de Valencia paguen 76 millones de euros más al año, es decir una media de 100 euros más al año. En el año 2015 la recaudación prevista por este concepto eran 308.640.000 euros, y en 2020 con la subida aprobada en la Junta de Gobierno, la recaudación será de 384.531.295 euros.

Sólo en impuestos directos (IBI, IAE y el Impuesto de Vehículos) esta subida ha sido del 16% pasando de los 306 millones previstos en 2015 a los 357 millones de euros para 2020. El aumento de las tasas, precios públicos y oros también ha aumentado un 16% y los impuestos indirectos la subida se sitúa en un 62%, en los periodos de 2015-2020.

Asimismo, las familias pagarán un 3% más de media del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en 2020, según el PP. Mientras que la tasa de vehículos subirá una media de 5% para los turismos, mientras que camiones y tractores aumentan un 14% de media y para los ciclomotores la media de incremento es de un 5% para el próximo año. Y, mientras, "las cafeterías y bares verán subir también sus pagos al Ayuntamiento con hasta 600 euros más al año. Verán incrementada la tasa por ocupación de la vía pública en terrazas, mesas y sillas de una media del 5%", ha manifestado Catalá.

Fernando Giner denuncia un ataque fiscal a los autónomos

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, junto al concejal Rafa Pardo, han denunciado, a través de un informe elaborado por el grupo Cs, que los autónomos tendrán que pagar 177,54 euros más cada año en concepto de impuestos y tasas “relacionadas con su actividad y con sus obligaciones como ciudadano de a pie”.

Giner ha criticado al alcalde de Valencia, Joan Ribó, por pedir más dinero a los valencianos “cuando la ejecución presupuestaria no alcanza el 25%”. “Compromís y el PSOE han engañado a los valencianos. En la campaña electoral de mayo ya sabían que iban a subir los impuestos”, ha dicho. 

Por su parte el concejal Rafael Pardo, ha tildado la subida de impuestos del bipartito de “hachazo fiscal”. “Es incomprensible que el Ayuntamiento ponga más palos en las ruedas a los trabajadores autónomos. La subida de impuestos se ceba sobremanera con los 55.000 autónomos de nuestra ciudad, que son un importante motor para nuestra economía. Son un colectivo al que el gobierno municipal debería cuidar”, ha declarado. “Compromís y el PSOE han puesto en su diana recaudatoria a los trabajadores autónomos. Para ellos trabajar de manera autónoma y vivir en Valencia representa un coste medio de más de 177 euros”, ha añadido Pardo. 

Para concluir, el concejal de Cs, quien ha incidido en el aumento sangrante del IAE y del IBI de los locales, ha alertado del incremento del 43% en la tasa de mesas y sillas que tendrá que pagar un autónomo con una terraza en la zona 1. “Quien tiene un bar con una terraza en el centro no es ningún rico como piensa Compromís y PSOE”, ha apuntado. "Se ceban con los autónomos. El impuesto de circulación sube un 5% para los coches y un 12% para los camiones de reparto de menos de 1.000 kg", ha añadido.

Comenta esta noticia