17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El carrerón de la política catalana friqui que promociona la cerveza Fuck Spain

Teresa Jordá, con la foto que usó para promocionar la insultante cerveza

Teresa Jordá, con la foto que usó para promocionar la insultante cerveza

La consellera de Torra que consume una cerveza insultante para España tiene detrás un currículo de rarezas. Alguna muy sonora la exhibió en el mismísimo Congreso. Fue ésta.

Se llama Teresa Jordá, es consellera de Agricultura en el Govern de Quim Torra y se ha hecho tristemente célebre por promocionar una cerveza autóctona cuyo lema comercial no puede ser más explícito: "Fuck Spain", dice la etiqueta del brebaje, adornada con una elocuente peineta.

Es un gesto despectivo de Jordá, militante de ERC, devota de Gabriel Rufián y de Oriol Junqueras y, además, una friqui. Porque aunque nadie lo recuerda, la ahora consellera fue diputada en el Congreso y, entre sus pocas iniciativas, se recuerda una que resulta a todas luces incomprensible.

Y es que defendió, con uñas y dientes, las terapias pseudomédicas alternativas como tratamientos válidos para tratar enfermedades. Lo hizo en 2013 y puso como ejemplo, en todo despectivo, al entonces Jege de Estado, Juan Carlos I:

"Si en lugar de un problema de cadera el rey tuviera un problema de hemorroides le recomendaría que se tratara mediante acupuntura o lo hiciera mediante homeopatía, que es igualmente eficaz y más barato", dijo desde el hemiciclo, tras formular una pregunta al Gobierno de Rajoy con la que pretendía reclamarle que incluyera las pseudociencias en el Sistema Nacional de Salud.

 

 

La política del "Fuck Spain", por lo demás, pasó muy inadvertida en el Parlamento, en el que se sentaba curiosamente muy cerca de uno de los mayores látigos del secesionismo en aquellos tiempos, la UPYD de Rosa Díez y Carlos Martínez Gorriarán.

Aferrada al cargo público

Pero ni su apuesta por las terapias friquis ni su poco poso en el Congreso le hicieron perder su condición de profesional de la política: nacida en 1972, no le conoce otro trabajo que ser cargo publico, salvo unas breves etapas como guía turístico o personal eventual de Correos.

Desde 1999 ha ido ocupando puestos sin interrupción: concejala en Ripoll, alcaldesa del municipio, diputada en las Cortes y finalmente consellera de Torra. Con la España del "fuck" no le ha ido nada mal, al menos al bolsillo.

Comenta esta noticia
Update CMP