Mateu Alemay, el hombre ideal para tirar pelotas fuera

El Valencia CF, a día de hoy, ni está ni se le espera, ni compite, ni cumple objetivos, y en estos momentos está en tierra de nadie, en el limbo.

Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que saben mandar (Sócrates).

En su última rueda de prensa, Mateu Alemay nos muestra la función de un gerente de un club de fútbol, podríamos incluso darle el nombre de tecnócrata, para la gestión de cualquier ente con cierta relevancia como lo es el Valencia CF pero no me perderá el bosque de las manifestaciones estructurales de un señor que tiene, como millones de seres humanos, que dar explicaciones al dueño, señor, amo o prócer de terminada entidad. Todos tenemos que dar explicaciones a alguien al final de nuestra vida y cuando fallecemos, a Buda, Díos, Alá, y así sucesivamente. Los agnósticos, a nadie, ya que no creen en un más allá, solo en lo que vivimos en la vida terrenal.

Mateu Alemany, que es el hombre ideal para tirar pelotas fuera, habla de proyectos. El Valencia CF es un proyecto consolidado de 100 años, desconozco dónde está el proyecto novedoso del que habla el señor Alemany, que no sabe qué va a pasar con la dinámica que lleva el club de no cumplir ni unos mínimos en los objetivos a realizar, que no es adivino, para eso ya esta Peter Lim, el ojo que todo lo ve. Desconozco las milongas que le contarán en Singapur pero el proyecto Lim tiene la misma pinta que el proyecto "vivir en Marte en un futuro", es decir, algo desconocido.

Dice el señor Alemany  que "no tiene previsión de tomar decisiones a corto plazo", pues dice un refrán que a buenas horas mangas verdes. ¿Qué esperará, a que el Valencia CF esté en zona de descenso para luego, en una de sus aburridas tertulias con los periodistas en forma de "Café del Mar", nos diga que estamos en una situación límite, que todos tenemos que apoyar y que el club bla, bla, bla? Que es lo normal en este modelo de gestor, lo tengo muy claro.

Este señor me recuerda a Eduardo Manostijeras cada vez que dice que el club no tiene ya posibilidades de nada, ni de Champions, ni de Copa, ni de Liga. Los recortes vienen por todos los sitios, todo lo contrario que el "pope" Amadeo Salvo, que nos vendió una cabra de un gran club y que en 10 años el señor Peter Lim quería ganar la Champions. Mi gozo en un pozo, cero patatero, el Valencia CF, a día de hoy, ni está ni se le espera, ni compite, ni cumple objetivos, y en estos momentos está en tierra de nadie, en el limbo, el cual dice la Iglesia Católica que dejó de existir, según el Papa Francisco. En el Valencia CF sí existe el limbo. Yo diría más, está como el perro del hortelano, ni come ni deja comer.

Yo invitaría a todo seguidor valencianista a volver a escuchar la rueda de prensa de Alemany del otro día. Marcelino se cargó el día del Valladolid todo lo que había dicho Alemany, porque uno habla y el otro ejecuta en el campo y los resultados son inmisericordes, dejan tapados o cubiertos culos, y después del Valladolid, tanto Marcelino como Alemany, como todos los gestores del club, están como el gallo de morón, "sin plumas y cacareando".

Comenta esta noticia
Update CMP