20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sospechan de Echenique por el recuento más lento de la historia de Podemos

Iglesias y Echenique durante el último Consejo Ciudadano de Podemos.

Iglesias y Echenique durante el último Consejo Ciudadano de Podemos.

El partido cerró a medianoche del domingo las "urnas virtuales" de sus primarias en toda España y hasta este martes está haciendo números. Resurgen las dudas sobre la limpieza del proceso.

#VotaDesdeElSofá. Así animaba Podemos a la participación en las primarias que el partido ha celebrado a lo largo y ancho del país para elegir a los candidatos a las elecciones municipales, autonómicas y europeas. 

Pero de nuevo planean las dudas sobre la limpieza de estos procesos de democracia interna, alimentadas desde dentro por algunos de los candidatos críticos con el aparato.

Y no ayuda a disipar las especulaciones el hecho de que las urnas virtuales -en Podemos no hay votaciones presenciales, son telemáticas- se cerraran en la medianoche del domingo y hasta este martes no se vayan a conocer los resultados.

Únicamente este lunes algunas delegaciones territoriales dieron avances de participación, con la dirección nacional y Pablo Echenique guardando silencio sepulcral mientras recuentan unos cuantos miles de votos de los inscritos con su DNI. 

En Castilla-La Mancha, el portavoz de la formación en las Cortes regionales, David Llorente, que se presenta contra José García Molina, líder de Podemos CLM y socio de gobierno de Emiliano García-Page, ha anunciado que pedirá una auditoría externa porque no se fía de quienes tienen que contar los votos y validar los resultados.

En Podemos, según dice Echenique, hay dos tipos de procesos de participación. En las consultas, como la del chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero, a raíz de Vistalegre II se decidió prescindir de la empresa que controlaba las votaciones para ahorrar. Con los consiguientes recelos.

 

Pero supuestamente en los procesos de primarias Podemos sigue contando con el apoyo de la firma nVotes (antes Agora Voting). Sin embargo, al final quienes controlan la herramienta de votación y el recuento son los miembros de un equipo técnico designado en cada caso por cada organización territorial. Es decir, por los aparatos.

En el caso de Castilla-La Mancha, el candidato alternativo ha intentado recusar a cuatro de los seis miembros de dicho equipo por su clara connivencia con Molina. Y no descarta ir a los tribunales. 

Las denuncias de amaño han sido una constante en Podemos, donde recientemente varios procesos de primarias han acabado en los tribunales. Por ejemplo las de Alcalá de Henares, donde en julio fue elegido Luis de Velasco (del sector crítico) y curiosamente su candidatura fue anulada a última hora y con las votaciones ya en marcha. Así que ganó la amiga de Ramón Espinar, Teresa López.

 

En Cantabria, un juzgado ha suspendido de forma cautelar las primarias a iniciativa de la secretaria general, Rosana Alonso. En La Rioja ha ocurrido lo mismo. En ambos casos, por la decisión del aparato de dejar fuera de la competición, con artes de dudosa legalidad, a candidatos que no contaban con las simpatías de Iglesias.

Comenta esta noticia
Update CMP