La alcaldía de un pequeño municipio desata una tormenta entre PSOE y Compromís

Mónica Oltra ha invocado hoy l´Acord del Botànic para pedir explicaciones al PSPV-PSOE

Mónica Oltra ha invocado hoy l´Acord del Botànic para pedir explicaciones al PSPV-PSOE

El PP logra que los dos principales socios del Consell se enfrenten con un movimiento estratégico en la comarca de la Safor



Apenas supera los 1.500 habitantes y su nombre pasa desapercibido al lado de su apellido, el mismo que luce como topónimo la capital de su comarca, La Safor. No obstante, a pesar de sus reducidas dimensiones ha sido capaz de desatar una tormenta que arrecia sobre el Consell. La portavoz de Compromís y vicepresidenta del gobierno valenciano, Mónica Oltra, no ha dudado en calificar de "dolorosa e incomprensible" la acción de los representantes locales de su principal socio en el Consell.

Si en junio la negativa, casi hasta el último momento, del PSPV-PSOE a apoyar a Compromís en Oliva y Paiporta provocó que los principales cargos de este último partido lanzaran duras advertencias y si en ese mismo mes el respaldo de PP y Ciudadanos al PSOE en Sueca indignó al partido valencianista porque le privaba de esta alcaldía, ahora ha sido Palma de Gandia, un municipio mucho más reducido que los anteriores, el que ha generado una nueva batería de acusaciones.

Hace unas semanas falleció la entonces primer edil, Inma Escrivá, de Compromís, lo que provocó una honda consternación y obligaba a convocar un nuevo pleno de investidura, con votación incluida. La sesión plenaria se celebró ayer y saltó la sorpresa por el voto de los tres concejales del PP. Manolo Sansaloni, candidato de Compromís a la investidura, contaba con los cuatro sufragios de su partido y esperaba que las otras dos formaciones cada una respaldara a su candidato, como había sucedido en junio.

El PSPV-PSOE sí que votó a su aspirante, Mari Trini Miñana, que se encontraba también con que las tres papeletas del PP indicaban su nombre, por lo que fue proclamada alcaldesa. Esta situación ha provocado la indignación de Compromís, que ha acusado a la dirección socialista de haber alcanzado un pacto con la formación popular, circunstancia que niegan ambas. El PP se ha limitado a sembrar cizaña, mientras que el PSPV-PSOE, cuyas dos concejales son independientes, afirma que desconocía la maniobra popular.

La vicepresidenta del Consell ha recriminado al PSOE que se votara a sí mismo y que no apoyara directamente a Compromís para evitar lo que al final acabó pasando. No obstante, desde la dirección socialista aclaran que ese respaldo no se produjo porque el alcalde local, que en los anteriores comicios fue de dos en la candidatura del PSPV-PSOE, se negó a garantizar delegaciones a las dos ediles socialistas antes del pleno. Por lo tanto, desde la dirección del PSPV culpan a Compromís de no haber querido reeditar directamente l´Acord del Botànic realizando un reparto de áreas previo.

También recuerdan que en la muy cercana localidad de Villalonga, Compromís y Partido Popular, que lograron el apoyo de una formación independiente, sellaron un acuerdo de reparto de alcaldía que impidió que el PSOE, el partido con más ediles, accediera a la investidura en junio.

No obstante, aseguran que la alcaldesa de Palma de Gandia dimitirá en cuestión de horas y que, de no hacerlo, la dirección socialista enviará un escrito al Consistorio afirmando que las dos ediles de su grupo no lo representan. La dimisión -que sería de alcaldesa y no de concejal- obligaría a convocar un nuevo pleno. En este sí que el PSPV se abstendría o, si llega a un acuerdo de gobierno, votaría a Sansaloni.

 

Comenta esta noticia
Update CMP