Castilla-La Mancha lanza una ofensiva para dejar sin una gota de agua a Alicante

Tuberías del Trasvase Tajo-Segura.

Tuberías del Trasvase Tajo-Segura.

Los agricultores de Alicante afirman que tiene que cumplirse el Memorándum del Tajo-Segura, mientras Ximo Puig indica que "el trasvase es irrenunciable".

Siempre ha sido un discurso arrojadizo entre comunidades hermanas, en este caso, entre Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana y Murcia. El agua, su escasez, aprovechamiento y explotación no pone de acuerdo a las diferentes regiones españolas quizá por una política errática desde los gobiernos centrales que han ido pasando en estos 40 años en el que funciona el trasvase Tajo-Segura.

La “guerra del agua” aparece y desaparece como si fuera el río Guadiana. Sobre todo, este conflicto se acentúa primordialmente por dos cuestiones: la primera, cuando las condiciones meteorológicas son adversas, es decir, cuando llueve poco o nada durante un amplio período de tiempo; la segunda, y quizá la que tiene una solución más sencilla, la irresponsabilidad política de dirigentes de comunidades autónomas que usan los recursos hídricos que pasan por sus tierras, pero que no les pertenecen en exclusividad, para atacar a la región vecina. Es lo que está pasando ahora. Un ruido que se incrementa desde que es presidente Pedro Sánchez, y sobre todo, desde que el responsable de la Moncloa colocó al frente del Ministerio de Transición Ecológica a Teresa Ribera, una ministra que considera "excepcional los trasvases" y que según los regantes, “desconoce la problemática del Levante español”.

La situación es un tema de Estado que necesita de un consenso nacional que prime el interés general del país por encima del de una determinada comunidad. Pero ahora Castilla-La Mancha echa más leña al fuego elaborando un borrador en el que se defiende que no llegue al sureste de España ni una sola gota de agua para regadío, lo que hace temblar los cimientos de una Comunidad, la Valenciana, en la que miles de familias viven del campo y contribuyen a mejorar el PIB español porque una gran parte de sus cosechas se destinan a la exportación.

Miles de familias viven del campo y contribuyen a mejorar el PIB español porque una gran parte de sus cosechas se destinan a la exportación.

Pero nada sucede por generación espontánea. En el horizonte aparecen las elecciones municipales y autonómicas de 2019. Parece como si cada “reino de Taifas” se posicionara en un tema de Estado,  para intentar sacar rédito político a nivel local. Y ahí, encabezando la manifestación, se ha colocado la ministra Ribera soliviantando al PSPV-PSOE, que dirige Ximo Puig, y poniéndole contra las cuerdas en un asunto tan delicado y que puede tener coste electoral.

El presidente de la Junta General de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat Valenciana (Fecoreva), José Andújar, reitera la irresponsabilidad de Castilla-La Mancha al intentar “cortar el grifo” a Alicante, Murcia y Almería. “Es pura demagogia. Saben que tienen que cumplir la Ley, que tienen que cumplir el Memorándum del Tajo-Segura y que el agua embalsada en la cabecera -Buendía y Entrepeñas-está por encima del mínimo que prevé esa norma, es decir, 400 hectómetros cúbicos”, afirma el presidente de los regantes.

José Andújar afirma que “Castilla-La Mancha, en todos estos años en lo que pagamos religiosamente el agua que nos llega, ha sido incapaz de ejecutar las obras necesarias para que 22 de sus pueblos, con 12.800 habitantes en total, no tengan que ser abastecidos en verano con cisternas. Eso no es culpa nuestra, es incompetencia de gestión. ¿En qué han empleado los 222 millones que hemos pagado estos últimos 40 años?”.

El representante de los agricultores ha afirmado que lo que no se puede consentir “es que intenten arruinar España con políticas irresponsables porque el agua es de todos. Esperamos que la ministra nos reciba pronto para explicarle cuál es nuestra posición?".

Borrador insolidario

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha planteado en el borrador del documento en defensa del agua que no se destine «ni una sola gota para regadíos en el Levante» y solamente se facilite el agua de la cabecera del Tajo en forma de trasvase si hay «necesidad real» de abastecimiento humano. Así lo expresó el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en una rueda de prensa que ofreció para explicar los principales puntos que recoge el documento de posición en defensa del agua en Castilla-La Mancha que ha resultado de seis meses de reuniones con agentes sociales, económicos y medioambientales de la región.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, afirma que "el trasvase es irrenunciable" y Elena Cebrián pide "abrir el debate" a la planificación hídrica de España

Al presidente Ximo Puig su propio partido le está metiendo en un gran apuro. De hecho, el responsable de la Generalitat Valenciana ya ha afirmado que “el trasvase es irrenunciable”. También la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, ha indicado, con respecto al borrador, que es necesario «abrir el debate» a la planificación hídrica del Estado. Así, Cebrián ha mostrado la voluntad de abordar este asunto. «Si hace falta nos sentamos todos en una revisión de los planes hidrológicos de cuenca, que son los que han marcado las dotaciones y las oportunidades que hay», precisó la consellera.

VAT
Comenta esta noticia
Update CMP