El pavoroso incendio de Llutxent obliga a desalojar 2.500 personas

Cerca de 2.500 personas han sido desalojadas por el incendio declarado en Lluxent y que afecta a Gandia, Pinet y Barx. Emergencias confía en poder apagar el fuego a lo largo de esta mañana.

El incendio declarado el lunes en la localidad de Llutxent ha obligado a desalojar "de forma preventiva" viviendas en los municipios de La Drova y Barx dada la previsión que hay de una evolución desfavorable del humo, según ha informado Emergencias. Más de 2.500 personas fueron desalojadas y pasaron la noche en diferentes centros. Las hectáreas quemadas superan las 700. Esta mañana ya han empezado a trabajar en la zona los medios aéreos en las labores de extinción.

El fuego se ha originado sobre las 15 horas de este lunes y, hasta la zona se han desplazado una unidad de la Unidad Militar de Emergencias (UME), nueve medios aéreos, cinco unidades de bomberos forestales de la Generalitat Valenciana, tres autobombas, un vehículos del Consorcio Provincial de Bomberos del parque de Xàtiva, un sargento y un jefe de servicio.

Emergencias ha establecido la situación 2 de emergencia ya que se trata de un fuego que "puede afectar gravemente a la población y bienes de naturaleza no forestal".

Por ello, se había movilizado en la tarde de este lunes un autobús preventivo por era necesario la evacuación de personas afectadas que serían trasladas hasta el polideportivo de LLutxent, ha indicado Emergencias.

También se han desplazado hasta la zona el delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio,el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, el director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, y el Diputado provincial responsable del área de Medio Ambiente, Josep Bort, para conocer de primera mano la evolución del fuego.

Comenta esta noticia
Update CMP