15 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un infectólogo se rebela contra la "nueva normalidad" que Sánchez ha inventado

El doctor Benito Almirante.

El doctor Benito Almirante.

¿Debería la gente resignarse a que nada vuelva a ser igual? A juicio del jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona, no. Y no lo dice cualquiera.

¿Que es la "nueva normalidad"? Es eso que se nos anuncia para finales de junio -si todo va bien-, allá en el horizonte.

Un término acuñado por Pedro Sánchez que los españoles escucharán hasta la saciedad en las próximas semanas y que encierra una triste realidad: el presidente y su gurú Iván Redondo quieren que los ciudadanos vayan asumiendo que nada será igual. 

¿Debería la población resignarse? A juicio del jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona, no. 

El doctor Benito Almirante concedió este miércoles una entrevista a Espejo Público en la que, sorprendentemente, se rebeló contra el marco mental que quieren imponer Sánchez y Redondo, por la derrota que conlleva.

"Mi opinión es que deberíamos luchar por la normalidad, no por la nueva normalidad", empezó diciendo. "La nueva normalidad no deja de ser un cierto fracaso, tenemos que luchar por conseguir la normalidad. Y salir de la crisis con éxito es volver a la normalidad, porque la nueva normalidad no deja de ser un cierto fracaso y dentro de este fracaso está el que no podamos hacer una vida social toda la gente que la pueda hacer, evidentemente", explicó. 

Esto último en alusión a la población que, según Almirante, debería poder hacer "vida convencional" -con todas las letras- de forma progresiva: los jóvenes menores de 40 años y los niños, especificó.

La expresión "nueva normalidad" no es, sin embargo, un término de la Factoría Moncloa, sino que ya estaba inventado. Lo usó por primera vez el presidente de China, Xi Jinping, en el año 2015 para justificar la etapa de menor crecimiento económico en la que había entrado el gigante asiático.

Y a partir de entonces otros mandatarios la han copiado para referirse a situación que, supuestamente, escapan de su control y de su responsabilidad. Así que a Sánchez le viene que ni pintada.

Comenta esta noticia