25 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Gloria Camila y Rocío Flores sorprenden a la prensa marcándose un Rocío Carrasco

Rocío Flores y Gloria Camila Ortega Mohedano.

Rocío Flores y Gloria Camila Ortega Mohedano.

Lo de la hija de Rocío Jurado ya no sorprende ni a los periodistas ni a sus familiares, pero lo de la nueva súper estrella mediática de Mediaset tiene mucha más miga de lo que parece.

 

 

Madrid se vistió de largo para la presentación del libro Canta, Rocío canta. Un maravilloso homenaje que la periodista Marina Bernal ha querido dedicar a la memoria de Rocío Jurado. Un arduo trabajo que ha contado con la colaboración de 13 personas, periodistas y familiares directos de la Jurado que han escrito 13 trece prólogos, uno por cada año que hace que se fue la cantante de Chipiona.

Entre los nombres que no podía faltar en este libro están los de Ortega Cano, Gloria o Amador Mohedano que, junto a maestros del periodismo como Carlos Herrera, Rosa Villacastín, Isabel Gemio o Tico Medina, no dudaron en responder satisfactoriamente a la invitación de participar y rendir su particular tributo a "la más grande".

La celebración tuvo lugar en pleno centro de Madrid y a pesar de la gran afluencia de público y de medios de comunicación, muchas fueron las ausencias. Muchas y sonadas. Era sabido y conocido que las invitaciones tanto a la participación en el libro como a la presentación en Madrid fueron dirigidas y enviadas a todos los familiares directos, entre ellos a Rocío Carrasco. La prensa esperaba ansiosa la aparición de la hija mayor de la cantante, sin duda alguna hubiese sido la foto más esperada y buscada. Pero esa escena no se produjo. No sólo no se produjo esa imagen, sino que Carrasco no contestó en ningún caso a la invitación que se le hizo llegar tal y como nos han podido confirmar: “Rocío nunca ha contestado a nuestra invitación. No la esperábamos, la verdad”.

La ausencia de la Carrasco a los actos en memoria de su madre ya no sorprende ni a los periodistas ni a ningún miembro del clan Mohedano. Hace años que no existe ningún tipo de relación entre ellos y no dudan en señalar a Rocío como la única culpable de un distanciamiento que nadie termina de explicar. El propio Ortega en el acto de presentación del libro Canta, Rocío canta, confirmó por enésima vez lo que ya sabemos todos “No, no hay relación. Las cosas están así. Nada más”.



Muchos creen que las malas relaciones familiares son la causa de las ausencias de la Carrasco en los numerosos homenajes que hacen a su madre, pero quienes la conocen y hablan con ella saben que no es así. Rocío decidió hace muchos años no participar en ningún homenaje y prefiere vivir el recuerdo de su madre en la intimidad, fuera de los focos, del titular o como ella considere.

Otra de las ausencias sonadas fue la de Gloria Camila. Y esta sí que sorprendió ya que la hija pequeña de Cano y Jurado no falta a este tipo de actos. Pero en esta ocasión la salud le jugó una mala pasada y no le permitió disfrutar junto a su padre y familiares de un homenaje del que “está al tanto y le ha encantado el resultado final”.



Tampoco vimos por allí a Rocío Flores Carrasco. La hija mayor de Antonio David tampoco hizo acto de presencia en el homenaje a su abuela. Pero su ausencia también ha sido justificada por razones médicas. La joven sorprendía a todos a través de su perfil de Instagram con una fotografía en el interior de una habitación de hospital. Horas más tarde y ante las especulaciones que comenzaron a circular, ella misma aclaraba que no había nada por lo que preocuparse y que simplemente se había sometido a una “intervención en la boca”.

Una intervención que engorda los rumores de su más que posible participación en esta edición en Supervivientes. De tener cerrado y firmado ya el contrato, la joven debe de superar un exhaustivo examen médico que no todo el mundo pasa. Cualquier aspecto médico puede tumbar a última hora la presencia de cualquiera de los grandes nombres con los que ya se especula. De confirmarse finalmente la presencia en Los Cayos de la hija de Rocío Carrasco, sería sin duda uno de los fichajes estrella de esta edición. Un fichaje rentable y morboso sobre todo si junto a ella vuela a Honduras algún perfil que pueda resultar “incómodo” para la nieta de la Jurado. Y es que nadie regala nada y menos en un reality. Cada céntimo de euro lo tienes que trabajar.



Otra de las ausencias comentadas fue la de Rosa Benito, la colaboradora de Ya es mediodía. Pero lo de Rosa también tiene su explicación. La cuñada de la Jurado no asistió en Madrid porque ya lo hizo este mes de agosto en Chipiona. Allí dentro de las celebraciones de la Semana Cultural de Rocío Jurado, se presentó el libro Canta, Rocío canta y Rosa no faltó. La Benito presenció en primera fila junto al resto de la familia Mohedano la presentación del libro homenaje con el que absolutamente todos se emocionaron.

Eso y que Rosa se encuentra en una época en la que está volcada en su programa Ya es mediodía donde disfruta, se divierte y sonríe como hacía tiempo. Además la Benito siempre vive volcada en sus hijos y sus nietos que le copan casi todo el tiempo.

Comenta esta noticia