La Policía disuelve una fiesta clandestina en Alicante donde se consumía drogas

Agentes de la Policía Nacional han disuelto una fiesta clandestina en Alicante, celebrada a pesar de las medidas extraordinarias del estado de alarma por el coronavirus, y han detenido a un hombre que al parecer favorecía el consumo de drogas durante su celebración.

Los hechos ocurrieron en el barrio de Carolinas, en la ciudad de Alicante. La Policía Nacional recibió una llamada a la Sala 091 de un vecino que alertaba de una fiesta que le impedía descansar, han explicado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Los agentes se personaron en la dirección indicada y escucharon desde la calle música y gritos de personas. Comprobaron que se trataba de un edificio de okupas. La puerta del inmueble estaba abierta y los policías accedieron al interior.

Al darse cuenta de la presencia policial, varias personas salieron corriendo del edificio y, según observaron los agentes, una de ellas subió a la azotea y al parecer tiró algo. Los policías descubrieron que era un recipiente con varias drogas y una báscula pequeña, recogido por los agentes.

Una vez desalojadas todas las personas de una de las viviendas donde se estaba celebrando la fiesta, los agentes observaron en el interior restos de drogas y bebidas alcohólicas.

Con todo lo intervenido en el interior de la vivienda, los agentes concluyeron que los asistentes a la fiestas supuestamente estaba consumiendo varias drogas. Una de las personas indicó a los agentes que estas sustancias eran de su propiedad, por lo se la detuvo por un delito contra la Salud Pública.

Una vez identificadas las personas que quedaban en la fiesta, todas fueron propuestas para sanción por el Real Decreto 463/20.

Comenta esta noticia