05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos llega más ultra que nunca al Gobierno: "La derecha quiere dinamita"

Monedero redobla el discurso agresivo de Iglesias desde el Congreso y señala a los enemigos del "nuevo Régimen" con un insólito tono agresivo contra todos ellos.

"Como viene un gobierno que, por vez primera en mucho tiempo, incluye a una España que siempre estuvo silenciada, aún sin cabalgar ya ladran. ¿Habrá pedido el facherío a los reyes dinamita?". La tremenda frase resume el credo de Podemos y es obra de su fundador, Juan Carlos Monedero, que además suena como uno de los tres o cuatro secretarios de Estado que Pablo Iglesias podrá incorporar a su propio Gobierno dentro del Gobierno, con cuatro ministerios y una vicepresidencia.

El tono de Monedero, que hasta ahora siempre había despreciado incorporarse a cargos públicos pero pertenece al núcleo estratégico de su partido, enlaza con el bronco discurso que Pablo Iglesias exhibió este fin de semana en la sesión de investidura fallida, en el que utilizó la coletilla que va a ser frecuente en la formación: en España solo existe "ultraderecha", en referencia a Ciudadanos, y "ultraderecha de la ultraderecha", donde ubica a PP y a Vox.

 

Monedero va aún más lejos y dibuja un escenario de violencia prebélica, en un largo artículo en el diario Público, que también acoge un programa de televisión en el que el podemita siembra de mensajes radicales sus monólogos.

Su discurso frentista, con constante menciones a la Guerra Civil y coqueteos con la abolición de la Monarquía, incluye párrafos como éste: "La última vez que hubo un gobierno de coalición de izquierda, las derechas dieron un golpe de estado y cuando regresó el PSOE al poder después de la dictadura, otro. En este país nos disciplinan solo a plomo", afirma.

Monedero, que hace un año en la Escuela de Podemos reclamó "romper con la Corona y traer la República", mantiene ese lenguaje de trinchera en otros pasajes de su texto: "Esta vez no es tan fácil que vayan a volver a silenciar a esa España acallada. Aunque una parte de la derecha anda de nuevo con ánimos golpistas. Pero los que apoyaron a Mola, Sanjurjo y Franco en 1936 hoy no pueden volver a las andadas".

Contra la Iglesia

Y también arremete contra dos de sus bestias negras, los empresarios y la Iglesia: "Los banqueros y grandes empresarios no pueden financiar un golpe y luego operar en Europa como si nada. Además, ya financian a los medios de comunicación, donde dan sus golpecitos todos los días. Por su parte, la Iglesia tendría que apoyar el golpe en contra del Papa Francisco, y aunque una parte importante de la cúpula sigue la estela de Rouco Varela y volverían a saludar con el brazo en alto", concluye.

Aunque antes de la investidura Iglesias había dado la orden de moderar los mensajes contra el Rey y la Constitución, el tono utilizado por él mismo en el Congreso y las palabras de su gurú y mentor atestiguan que, una vez llegado al Gobierno, esa seña de identidad de ruptura con el "Régimen del 78" puede reactivarse con más energía que nunca.

Comenta esta noticia