Profesores interinos, ¡qué ejemplo (horrible) para los niños!

¡Qué razón tiene Juan Roig con lo de la “cultura del esfuerzo”! Sólo los Scout, con su “vale lo que cuesta” lo vieron claro antes que él, al menos a nivel mercadotécnico. Los profesores interinos -muchos de ellos- no están en esa onda.

Y ofrecen un mal ejemplo a sus enseñandos, que muy bien podrían en consecuencia exigir que se les apruebe con un cuatro en vez de estudiar lo suficiente para sacar un cinco. El mensaje que les envían estos profesores es el de que cada vez que se encuentren ante una dificultad lo que hay que hacer es rebajar el listón en vez de intentar superarlo. Y adicionalmente, que a partir de los 40 se está negado para aprender nada. Todo eso del aprendizaje continuo o la necesidad de reciclarse profesionalmente desde los puestos de trabajo no va con ellos.

La cosa, en síntesis, es como sigue: en 2013 se aprobó una norma para los docentes de Secundaria que les obligaba a sacarse en cuatro años la Capacitació que acreditara que podían dar clases en valenciano. Cuatro años. Pasado ese tiempo, en 2017, los que no cumplieron el requisito fueron despedidos. Ahora Conselleria ha dado marcha atrás y ha aprobado otra moratoria de otros cuatro años. Más que suficiente incluso para los profesores de zonas exclusivamente castellanohablantes.

Pero hay sindicatos que tampoco aceptan eso y quieren que a los mayores de 45 años con 10 de servicio se les exima del requisito lingüístico. Es decir, que los que tenían 41 años cuando se aprobó la norma no tengan que cumplirla nunca. Que ¿cuántas prórrogas más necesitarían? De los 41 a los 67 de la jubilación caben muchas. ¿O nos quieren decir que 26 años no es tiempo suficiente, y que a partir de los 40 ni siquiera los titulados universitarios pueden aprender valenciano? ¡Oigan, que no hablamos de euskera! ¡Qué ejemplo para los niños!

Comenta esta noticia
Update CMP