21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El boicot a los productos catalanes les estalla en la cara a Rufián y el PDeCAT

El diputado popular por Lérida, Juan Ignacio Llorens, este martes en el Congreso.

El diputado popular por Lérida, Juan Ignacio Llorens, este martes en el Congreso.

Tanto ERC como los de Puigdemont se han retratado este martes en el Congreso durante el debate de una iniciativa del PP que ha acabado con cruce de reproches y mucha tensión.

Durante poco menos de una hora, los partidos independentistas convirtieron este martes el hemiciclo del Congreso de los Diputados en un plató virtual de TV3. Y el debate de una iniciativa del PP contra el boicot a los productos catalanes en una especie de pim pam pum electoral propio de un debate de los que están programados en la campaña del 21-D.

Pero lo más curioso es que los dos partidos que abanderan el procés, PDeCAT y ERC, rechazaron una propuesta formal contra el boicot a la economía catalana, con la que los partidos constitucionalistas tratan de recomponer la legalidad y la estabilidad para paliar y detener el imparable éxodo de empresas de Cataluña al resto de España y algunas campañas contra el consumo de productos catalanes, como el cava, esta Navidad.

En defensa de la proposición no de ley, subió a la tribuna el diputado del PP por Lérida, Juan Ignacio Llorens, quién acusó a PDeCAT y ERC de "no ser conscientes del daño que han causado a Cataluña". "Han conseguido estropear la excelente imagen que de Cataluña se tiene en el resto de España, se lamentó.

Fue entonces cuando se produjo el momento más tenso del debate, porque desde los escaños independentistas de ambos partidos se respondió con risas y gestos de menosprecio al portavoz del PP. "Oigan, no se sigan riendo, ya está bien la broma. De mis sentimientos no se rían, ni de los míos ni de tantos catalanes que se sienten españoles", clamó Llorens.

Pero, como es habitual, fue el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien dio una vez más la nota en el hemiciclo. Primero, negó el éxodo de empresas, que limitó a 2.000 de 260.000. A continuación dijo que en octubre en Cataluña se han creado un 20% de firmas más.  Y después lanzó un insólito elogio a la gestión del exconseller de Economía, Oriol Junqueras.

"Saquen de la cárcel -dijo Rufián- al mejor consejero de Economía que Cataluña ha tenido en su historia. La amenaza a Cataluña no somos nosotros, son ustedes y sus carceleros". Y concluyó el histriónico portavoz de Esquerra: "El boicot a Cataluña y su gente no es que la gente vote, son los palos que ustedes nos dieron el 1 de Octubre".

El "papelón" del PDeCAT

Pero si alguien protagonizó la intervención más insólita fue el diputado del PDeCAT Ferran Bel, incapaz de hilar un argumento de peso para oponerse a la iniciativa en contra del boicot.  Bel se limitó a acusar al PP de "bombero pirómano" y auguró que a los populares "no les va a votar ni el tato". 

Bel exigió al Gobierno que "retire" la "intervención de las finanzas catalanas" y endosó el boicot a los productos catalanes a la campaña de 2004 contra el Estatuto catalán, texto que impulsaron Zapatero y Artur Mas.

Muy duro con el PP fue también el diputado del PSC José Zaragoza, que curiosamente utilizó la misma expresión del portavoz del PDeCAT, la del "pirómano bombero". Zaragoza acusó al PP de "oportunismo político" y de "aprovechamiento electoral". "Están ustedes haciendo más campaña aquí que Albiol en Cataluña", ironizó.

Y la estrategia electoral por la  cercanía del 21-D también alejó en este debate a Ciudadanos del PP. Su portavoz, Juan Carlos Girauta, tachó la iniciativa parlamentaria contra el boicot de "mala idea" desde el punto de vista "estratégico".

Aun así, anunció su apoyo a la misma y apeló a la bancada independentista. "La catástrofe económica que han creado está ahí. Pregúntenle a las empresas porque se han marchado, y a los catalanes que han entrado en pánico, que ustedes han provocado con su golpe de Estado", espetó Girauta a Bel y Rufián

Comenta esta noticia
Update CMP