25 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmena tira de sondeos propios para tener a Iglesias a su merced

La alcaldesa ha sabido moverse entre bambalinas. Objetivo: Manos libres para hacer y deshacer al frente de la candidatura de “Ahora Madrid”.

Al tiempo que Pablo Iglesias sopesaba su precio por convertirse en socio de la moción de censura que catapultó a Pedro Sánchez al Palacio de La Moncloa, Manuela Carmena calentó motores y agudizaba su ingenio político para atraerse al PSOE  de Madrid.

Apenas transcurridas unas horas el pasado 2 de junio de la investidura de Sánchez, la alcaldesa llamó a José Manuel Franco, líder del socialismo madrileño, con un único recado: “En justa correspondencia, me apoyarás los presupuestos, ¿verdad?”

Dicho y hecho. La regidora sellaba días atrás junto a la portavoz socialista en el consistorio, Purificación Causapié, el acuerdo de luz verde a las cuentas municipales de 2018. El punto y final a la mayor prórroga de la historia reciente de la capital de España podrá incorporar cerca de 35 millones de euros en enmiendas del PSOE, pero sobre todo supone un arma más de presión de Carmena para hacer y deshacer como más que plausible cabeza de cartel electoral de Ahora Madrid en las elecciones de 2019.

 

En efecto, la alcaldesa ha eludido hasta ahora desvelar si repetirá como candidata. Sin embargo, su mutis parece responder a una estrategia perfectamente diseñada con el evidente objetivo de elaborar su propia lista de afines, incluso situando en puestos de salida a figuras independientes de su confianza en la marca blanca de Podemos.

Iglesias, out

Un trágala para Iglesias, en horas bajas, que arrinconaría a IU y, especialmente, a Ganemos Madrid, que tantos quebraderos de cabeza han dado en esta Legislatura.

 

 

Apuntalando la condición de irremplazable, Manuela Carmena ha encargado estudios ad hoc pormenorizados sobre la valoración de los ciudadanos que arrojan que, de retirarse, se esfumaría la única posibilidad de los morados de retener el bastón de mando de la capital.

El objetivo es elaborar su lista de afines, con independientes de confianza en la marca blanca de Podemos

El sondeo propio, a pesar del desgaste, así lo sugeriría. Ante tal perspectiva, la alcaldesa juega a deshojar la margarita de su futuro político y, a todas luces, aprovechará el verano para descansar y tomar nuevas decisiones para nutrir su campaña electoral. 

El 'cambio'

La capacidad de Carmena para acaudillar el escenario interno de los podemitas con sus calculados movimientos es digna de elogio. Ella está más dispuesta que nunca a salirse con la suya en todos y cada uno de sus requisitos para apuntalar su venta como la “salvapatrias” que necesitan Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y el resto de su troupe.

Sin un buen resultado en Madrid y en el resto de los llamados ayuntamientos del cambio el próximo año, regresará la amenaza de tormenta que ahora pende sobre la testa de Podemos.

Comenta esta noticia
Update CMP