05 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

PP y Cs mueven ficha para que el PSOE, Griñán y Chaves se rasquen el bolsillo

El vicepresidenta de la Junta, Juan Marín, y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, este martes.

El vicepresidenta de la Junta, Juan Marín, y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, este martes.

Al margen de la ofensiva política de Génova contra Sánchez, el gobierno de Juanma Moreno ha adoptado un paquete de iniciativas para recuperar los 680 millones los socialistas dilapidaron.

Sustanciadas las condenas de prisión e inhabilitación por los EREs, a la Junta de Andalucía -ahora en manos de PP y Cs- le toca ahora remangarse y tratar de recuperar los 680 millones dilapidados por el PSOE.

La Junta de Andalucía ha dado este martes las instrucciones necesarias para reclamar por la vía civil el dinero dentro del caso de los EREs tras conocerse la sentencia, y, además, una vez esta sea firme, reclamará el reintegro del coste de las defensas de los ex altos cargos condenados.

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, junto al consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo.

Tras recordar que en la sentencia de la pieza política del caso se han condenado a 19 acusados por delito continuado de prevaricación y a diez por malversación de caudales públicos que alcanzaría casi los 680 millones, Marín ha reconocido la dificultad de recuperar este dinero.

El vicepresidente de la Junta ha reprochado que el gobierno de la socialista Susana Díaz "ya se encargó de tejer una tela de araña para impedir que se ejecutarán las fianzas" y de ahí que sea "muy difícil recuperar el dinero". "Si hubiera actuado pensando en el interés de los andaluces todos los exaltos cargos tendrían sus bienes embargados y parte del dinero se podría recuperar", ha explicado.

De esta manera, ha asegurado que el Gobierno actual no se va a quedar cruzado de brazos para la recuperación de este dinero, momento en el que ha lanzado un mensaje de tranquilidad para aquellas personas de "buena fe" que se acogieron a estos EREs, que seguirán cobrando sus pensiones hasta 2025 con "total normalidad".

"Hay que diferenciar entre prejubilados de buena fe y los más de 200 intrusos que colaron en los EREs. Estos intrusos sí tienen que preocuparse; vamos a perseguirlos hasta donde la justicia nos los permita para que devuelvan lo que no les corresponde", ha apostillado Marín.

 

Comenta esta noticia