19 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lastra delira contra el franquismo y ya ve hasta a Feijóo de "ultraderecha"

PSOE y Podemos se aferran a la caricatura de la derecha española para generar tensión y tapar sus pactos. Es la orden de Iván Redondo, pero provoca episodios tan cómicos como éste.

Unos son la "ultraderecha" y otros la "ultraderecha de la ultraderecha". Lo dijo Pablo Iglesias en la sesión de investidura de Pedro Sánchez, pero es un mantra de PSOE y Podemos al unísono que tiene un autor intelectual: Iván Redondo, el jefe de Gabinete del presidente, y mayor teórico de una estrategia que busca caricaturizar a la derecha para debilitar a la oposición y, de paso, desviar la atención sobre el pacto con el independentismo.

Mensajes contra el "trifachito", la "alerta antifascista", la "foto de Colón" o el "cordón sanitario" que se escuchan desde hace más de un año, en concreto desde que el popular Juanma Moreno se convirtiera en presidente de la Junta de Andalucía y la izquierda se tomara aquello como una afrenta.

Ahora, el eslogan se renueva, y se va a proyectar desde ya mismo cada cinco minutos, como un antídoto general contra todas las críticas y problemas que previsiblemente padezca el nuevo Gobierno.

El fin de semana pasado fue el gran mantra de Sánchez e Iglesias en persona, y para que se note la sintonía de ambos socios, en estos días el relevo se lo han dado dirigentes como Adriana Lastra o Alberto Garzón.

 

La campaña tiene dos fases: en la primera, se desprecia a todo el centroderecha por su supuesto afán antidemocrático; y en la segunda, se exige que no ejerza de oposición. Algo que fuentes de PP, Cs y Vox descartan a ESdiario. "Por supuesto que la haremos, y con la energía que haga falta", explican desde el cuartel general en Génova.

Mientras, las indicaciones de Moncloa de forzar la maquinaria provocan episodios casi cómicos como el que este fin de semana ha protagonizado en Galicia Adriana Lastra. La frase es antológica, pues incluye en el capítulo de radicales al mismísimo presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, conocido por su moderación y por haber pedido, hace nada, un gran pacto entre PSOE y PP.

"Todo el mundo pensaba fuera de Galicia que era la derecha moderada y se está viendo que al final va a ser el más de ultraderecha de todo el PP", dijo Lastra en referencia a Feijóo, intentando convencer a los presentes en un acto con militantes de que el dirigente gallego era poco menos que una reencarnación de Franco.

PSOE y Podemos han dado órdenes de denunciar a la ultraderecha a diario para tapar sus pactos con el soberanismo

Para entender la frase de la portavoz parlamentaria del PSOE, miembro del círculo de la máxima confianza de Sánchez, hay que enlazarla con el mensaje que casi a la vez lanzaba en otro acto Alberto Garzón, confirmado ministro de Consumo.

"Usarán todos sus medios"

"La derecha no acepta el resultado y utilizará todos los medios a su alcance para hacer descarrillar a este Gobierno". Lo dice alguien que respaldó activamente enviar autobuses a la toma de posesión de Moreno en Sevilla o que, antes, aplaudió la iniciativa "Rodea el Congreso" cuando Rajoy iba a ser investido presidente en 2016.

Tras escucharle, basta con mirar alrededor para comprobar que no hay ningún fascista montando barricadas al nuevo Ejecutivo. Pero esa da igual. El marketing emocional no distingue la verdad del artificio: se conforma con que cale el segundo en la opinión pública, y no faltan televisiones amigas para lograrlo.

Comenta esta noticia
Update CMP