18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Baño en Mestalla y dos nuevas lesiones en el Real Madrid

Sergio Ramos protesta una decisión arbitral el pasado sábado en Mestalla.

Sergio Ramos protesta una decisión arbitral el pasado sábado en Mestalla.

El descalabro madridista en Mestalla dejó, además de la lamentable imagen y la pérdida de los tres puntos, las lesiones de Benzema y Valverde, que tiene para un mes de recuperación.

El Real Madrid llegó con cara y cruz a Mestalla para enfrentarse al Valencia, entre el subidón anímico por las victorias ante el Barcelona e Inter de Milán y los positivos por COVID-19 de Hazard y Casemiro. El resultado final de 4-1 a favor del conjunto che abrió de nuevo el debate para el equipo de la capital y por costumbre, el debate en torno a Zidane.

Isco y Marcelo son protagonistas de una lluvia de críticas en las que salieron salpicados sus compañeros titulares, con Asensio y Varane perdiendo un poco del beneficio que tienen ante el aficionado y el técnico, con un discurso que parece un loop en cada rueda de prensa: «El culpable soy yo» y las demás aclaratorias que no aclaran para gran parte de la opinión pública.

Ya no hay créditos para jugadores que fueron importantes en el mantra de las cuatro Champions en cinco años, ya no hay benevolencia para un Marcelo que no llega a ninguna jugada en retroceso, que no gana un choque en hombros, que entrega mal casi el 60 % de los balones en salida.

Tampoco hay un colchón aparcando la caída de Isco que en el campo se le ve intentando pero sin fuerza, alicaído, con algún momento de magia que se diluye en segundo y regresa a una desconexión que asombra y extraña en un jugador que tanta calidad derrochó en el pasado. Golpes de todos los frentes que lejos de asegurar la veracidad o no, dejan números claros cuando el español se junta con Marcelo en el campo, sumando derrotas casi por el total de coincidencias.


Si el panorama no parecía lo suficientemente malo entre los debates constantes y esta nueva derrota, la peor de Zidane como técnico del Real Madrid,
Benzema tuvo que marcharse con molestias físicas. Hasta ahora, el francés no tiene gravedad en lesión y 15 días por delante para recuperarse.

Con esta realidad, el descanso por fecha FIFA cae muy bien a Zidane que tendrá espacio para recuperar a un jugador que considera intocable y al mismo tiempo, buscar la vuelta a una alineación en la que Karim no esté, porque de no poder volver a tiempo o no recuperarse al 100 %, para el técnico habrá un problema más allá de la táctica.

La confianza en Benzema trasciende los goles o jugadas individuales tal como se vio ante el Borussia en Champions, el roce con Vinicius o su muy esporádica suplencia en las alineaciones del equipo, sea amistoso o una final de copa internacional. La tormenta del Real Madrid entra en reposo con una tensa calma que solo se podrá dirimir ante el Villarreal, cuando regrese el fútbol de clubes en España.


Valverde, un mes fuera

Si lo sucedido el domingo en Mestalla tiene preocupado a todo el conjunto blanco, desde el presidente hacia abajo; pues no había comenzado el tiempo de reposición (de la derrota) cuando se confirma lo que nadie quería que pasara cuando Valverde salió de la cancha.

Una vez de vuelta en las instalaciones del Bernabéu, el centrocampista fue chequeado por los Servicios Médicos del Real Madrid y fue diagnosticado con una fisura en la espina tibial posterior de la pierna derecha. Fede Valverde, según ha informado el club, está pendiente de evolución, aunque, dadas las características de la lesión, estará alrededor de un mes de baja. 

Tras escucharse el pitido final en el Valencia-Real Madrid del pasado domingo, el cuadro merengue no ha parado de recibir malas nuevas tras conocerse la lesión de Valverde, que abandonó el terreno de juego después de que el conjunto blanco encajó el último gol para dejar su puesto a Toni Kroos.

En el caso del uruguayo, no solo el Real Madrid tiene una importante pérdida, sino la selección de su país. El Pajarito estaba en la convocatoria uruguaya, en la continuación de las eliminatorias sudamericanas a Qatar 2022, para enfrentar a Colombia, el próximo viernes 13 de noviembre, y frente a Brasil, el miércoles 18. Importante baja para el once que dirige el profesor Óscar Tabárez.


¿Y después del parón?

Pues, si las indicaciones médicas se ratifican en una baja de 30 días, Valverde no estará disponible para enfrentarse al Villarreal en LaLiga, ni viajará a Italia para jugar contra el Inter. Tampoco estará para el compromiso en el Bernabéu ante el Alavés, ni para el viaje a Ucrania donde le espera el Shakhtar. Igual se pierde el compromiso de visita ante el Sevilla y el encuentro contra el Borussia Monchengladbach.

«Empezando la recuperación y esperando que pasen rápido estas semanas para volver. Me toca no poder acompañar a la selección con tremenda tristeza, pero vamos arriba, hay que ser positivos. Muchas gracias por los mensajes de apoyo. ¡Hala Madrid!», escribió el centrocampista en su cuenta de Instagram.

Comenta esta noticia
Update CMP