Una dirigente del PSPV rechaza los métodos de Mónica Oltra

Algún tipo de alarma ha sonado en la conselleria de Mónica Oltra tras la denuncia popular por un presunto fraccionamiento de contratos con enriquecimiento injusto por valor de 43 millones de euros, conocida el viernes por la tarde. El sábado hubo reunión con asesores. El lunes, entrevista en Cuatro. Y este martes, en La 1 de TVE. Con Oltra a la defensiva, exactamente donde quería el PP.

Lo hemos visto cuando tras la entrevista en Mediaset la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, tuiteaba “¿os imagináis lo que algunos estarían diciendo, si la Fiscalía hubiera abierto diligencias de investigación penal, contra algún consejero de mi gobierno?”. La respuesta de Oltra, “antes de hablar, documéntese. Antes de insinuar lo que quiere insinuar, mire los que desfilan por los juzgados acreditando las cloacas del PP de Madrid y tenga algo de prudencia”.

Y lo hemos vuelto a comprobar cuando en TVE la vicepresidenta valenciana ha soltado que el último del PP que le denunció “está en la cárcel por ladrón”, en referencia al exconseller Rafael Blasco. Eva Ortiz, la firmante de la denuncia contra Oltra, le ha respondido que esas palabras le suenan “a amenaza”. Ortiz ha añadido que “si lo que quiere es intimidar al PP y a Eva Ortiz le digo a la señora Oltra que no lo va a conseguir”, asegurando que “no doy un paso atrás nunca”.

Pero la reacción que más ha sorprendido hoy en esta polémica es la de la secretaria general provincial del PSPV de Valencia, Mercedes Caballero. La dirigente socialista, respecto del tipo de contratación en discusión, ha defendido que “mientras sea legal eso se puede hacer” aunque previamente ha dejado claro que “no voy a defender este tipo de contratos porque no estoy en esa forma de trabajar”.

En la tertulia matinal de la 99.9 Caballero ha propuesto como remedio que se rebaje “el montante de los contratos que puedes hacer directamente” o que se organice “mejor una gestión a año vista”. Lo que sí ha querido dejar muy claro Caballero cuando se le ha afeado esta forma de trabajar al Botànic en conjunto es que “se está hablando de una conselleria concreta y de una cosa concreta”, desmarcando al PSPV de la polémica y señalando la responsabilidad de Mónica Oltra.

La reacción de Caballero es la primera proveniente de las filas socialistas que no supone un incondicional cierre de filas con Oltra. Anteriormente el síndic socialista, Manolo Mata, había declarado que la Generalitat y Oltra están “limpios como una patena” y que la denuncia del PP era “absurda”.

 

 

 

Comenta esta noticia