20 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Retrato de un capricho a precio de oro

El cuadro de Patxi López erá el más barato de la Galería de Presidentes de las Cortes, un asunto que ya levantó críticas por el elevado coste de los retratos de Bono y Marín.



La Mesa del Congreso ha presupuestado en 15.000 euros el retrato que tendrá en la Galería de Presidentes de la institución el diputado socialista Patxi López, que presidió la Cámara entre enero y mayo de 2016. Se trata del cuadro más barato de este tipo que ha encargado la Cámara desde la Transición y correrá a cargo de la ilustradora y música Elisa Pérez, que se convertirá en la segunda mujer con una obra en esta colección parlamentaria.

López sólo fue presidente del Congreso durante cinco meses, los que duró la legislatura fallida que siguió a las elecciones de diciembre de 2015 por la falta de acuerdo para investir presidente del Gobierno. Pese a su corto mandato, tiene derecho, como todos los que han ejercido como tercera autoridad del Estado a quedar inmortalizado en la primera planta del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

El propio López ha explicado a Europa Press que ha elegido como retratista a Elisa Pérez por su originalidad y por la amistad que le une a su padre, el también dibujante José María Pérez González 'Peridis'.

La foto de Marín costó 24.000 euros y el cuadro de Bono, 82.000, un desembolso del Congreso en años de crisis que recibió duras críticas

La artista compagina la pintura con la música -tiene un proyecto de tecnopop en solitario, 'Caliza', y toca la batería en los grupos 'Rusos Blancos' y 'Cosmen Adelaida'-ha realizado las portadas de sus discos y tiene en su haber una colección de retratos realizados a través de 'Skype' titulada 'Screen Face', aunque el que hará a López no será con este método.

También ha retratado a la Familia Real, aunque no por encargo de La Zarzuela, sino del diario El Mundo, que incluyó en la exposición de su 25 aniversario una obra con las imágenes de los Reyes, sus hijas y los Reyes Eméritos pintados por Pérez a partir de sus retratos oficiales, bajo el título La Siesta.

Además de ser el cuadro más barato de los encargados por el Congreso en los últimos años, el de Pérez será el segundo que lleve la firma de una mujer. Precisamente el que había costado menos hasta ahora era el que la prestigiosa fotógrafa Cristina García Rodero hizo del socialista Manuel Marín, que fue presidente entre 2000 y 2004. Costó 24.780 euros.

 

Entre las retratadas de momento sólo hay una fémina, la 'popular' Luisa Fernanda Rudi, que fue la primera mujer que presidió la Cámara (2000-2004). La representación femenina se ampliará cuando la actual presidenta, Ana Pastor, tenga su cuadro.

El antecesor de López, el 'popular' Jesús Posada, que presidió la Cámara durante la legislatura de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy, destapó su cuadro en septiembre de 2017. Se trata de una obra del pintor que costó 66.000 euros.

Más de 100.000 euros para retratos en tiempos de crisis

El cuadro más caro de los últimos años fue el del socialista José Bono -82.600 euros, un retrato pintado por el madrileño Bernardo Pérez Torrens que se colgó en julio de 2015 ante la presencia del homenajeado y de Posada, pero sin medios de comunicación. El fallecido Manuel Marín, que ocupó la Presidencia antes que Bono, ni siquiera estuvo presente cuando se colgó el suyo.

Los retratos de Bono y Marín fueron presupuestados el mismo día por la Mesa del Congreso y su precio generó polémica puesto que España estaba inmersa en plena crisis económica. El tema dio hasta para un debate parlamentario.

Fue en la Comisión de Cultura del Congreso donde la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) pactó una proposición no de ley con el PSOE para instar al Gobierno a implantar "otros métodos de elaboración" de los retratos oficiales que resultasen "menos onerosos para el Estado" y apostaba, en concreto, por extender el uso de fotografías. La iniciativa fue rechazada por el PP, que entonces contaba con mayoría absoluta.

 

El cuadro de Bono, obra de Bernardo Pérez Torrens, es el más caro de la galería, con 82.600 euros.

 

La galería de retratos de presidentes, situada en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, cuenta con 72 obras encargadas a los pintores más importantes de los siglos XIX y XX para representar la figura de quienes han asumido, desde las Cortes de Cádiz hasta la actualidad, la Presidencia de la Cámara.

El retrato de Ramón Lázaro de Dou, primer presidente de las Cortes de Cádiz, abre la galería, aunque su cuadro, de Juan Antonio Benlliure, fue encargado con posterioridad, en 1914. Los retratos eran encargados a los artistas más destacados de los siglos XIX y XX, y entre ellos figuran obras de Suárez de Llanos, los Madrazo, Casado del Alisal, Romero de Torres, Revello del Toro o Canogar.

 

Comenta esta noticia
Update CMP