21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los cinco segundos en los que Amaia y Alfred vuelven a humillar a los españoles

Amaia y Alfred, este viernes durante su cita con la prensa.

Amaia y Alfred, este viernes durante su cita con la prensa.

La pareja, que representa a nuestro país en el festival de la canción, vuelve a reírse de los españoles a costa de los insultos impulsados por el cantante con simpatías independentistas.

Lo han vuelto a hacer. Las sospechas sobre posibles debilidades independentistas de Alfred vienen de lejos, desde que estaba dentro de la Academia, y el último vídeo del finalista de Operación Triunfo 2017 tampoco ayudaba mucho a despejarlas. Y es que, en plena oleada de su éxito junto a la ganadora, Amaia, Alfred compartía un vídeo con sus seguidores en el que se ve cómo regala a su novia un libro y una rosa con motivo de la celebración de Sant Jordi. Hasta ahí era todo normal si no fuese porque en el vídeo se ve como Amaiamuestra orgullosa el libro que le ha regalado el cantante, que no es otro que España de mierda, de Albert Pla.

La “gracia” generaba un enorme aluvión de críticas en las redes sociales e incluso provocaba varias iniciativas impulsando un boicot contra Televisión Española (TVE) durante la emisión del concurso el próximo 5 de mayo. Y este viernes, 27 de abril, se enfrentaban a uno de los últimos trámites en Madrid antes de partir hacia Portugal y era una cita con los medios de comunicación.

En la rueda de prensa, uno de los periodistas les formulaba una tópica y metafórica pregunta relacionada sobre lo que van a llevar en su maleta, pero Alfred iba más a lo la material y contestaba: “El ordenador, mi pin de Bowie y un libro”, momento en el que su compañera ha decidido reavivar la vejación a los españoles y recuperar la polémica: “Yo el libro España de mierda", decía riendo Amaia en pleno directo.

Los asistentes a la rueda de prensa se han quedado atónitos ante este nuevo desafío y su compañero de dúo y sentimental se levantaba de su silla sorprendido y haciendo evidentes aspavientos y micrófono en mano sentenciaba: "Nada más que añadir".

Comenta esta noticia
Update CMP