Compromís critica al PSPV por el baile de ministras para la infrafinanciación

Ximo Puig y Meritxell Batet

Ximo Puig y Meritxell Batet

Puig anunció que la comisión bilateral no abordará la infrafinanciación ni la deuda. El responsable de Empleo del Consell reconoce “demasiado triunfalismo” en algunos de sus miembros.

Puig anunció que la comisión bilateral no abordará la infrafinanciación ni la deuda. El responsable de Empleo del Consell reconoce “demasiado triunfalismo” en algunos de sus miembros.

La bilateralidad con el Gobierno parece funcionar mejor para Cataluña que para la Comunidad Valenciana.

Al menos eso parece desprenderse del anuncio del president Ximo Puig de que en la primera reunión de este órgano de coordinación entre el gabinete de Pedro Sánchez y el Consell, prevista para el 21 de febrero, el principal problema de la Comunidad, la infrafinanciación, “no va ser el punto central”.

¿Por qué? Pues porque ése es un asunto reservado, como el de la deuda histórica, para la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que vendrá a Valencia a la semana siguiente. Pero sobre todo porque, según la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, “es una cuestión multilateral”. Es decir, en la que tendrán que intervenir las demás comunidades autónomas, incluida Cataluña, cuyas autoridades andan más interesadas de momento en el pulso al Estado que en cuestiones más constructivas para todos.

En la oposición ni les cuento. Pero en Compromís, socio botánico de Puig, ha sonado a que los socialista dan largas al asunto, y no ha hecho ninguna gracia que con la ministra de las autonomías, la que se ha propuesto “recuperar la presencia del Estado en las comunidades”, no se vaya a abordar el principal problema de los valencianos.

Mònica Àlvaro, portavoz adjunta de Compromís en Corts, ha escrito en Twitter: “Que diu Ximo que a la comissió bilateral Govern de Madrid i Generalitat, el finançament ha caigut de l'ordre del dia. Que ya, si eso, lo hablamos otro día. I les perres pa cuándo? #TracteJust Queda clar que només podrem aconseguir un #FinançamentJust amb forces valencianistes”. Cuña a favor de Compromís, como quien no quiere la cosa.

 

 

Se podría entender que, a modo de disculpa, Batet insistiera este lunes en que “el compromiso del Gobierno con esta comunidad es absoluto”. Y como ejemplo supremo, las inversiones proyectadas en los presupuestos de 2019, ésos que dicen los separatistas catalanes en puertas del juicio del procés, que no van a apoyar. O sea, que puede que los valencianos nos quedemos también sin esas inversiones y volvamos a la casilla de partida.

Y ¿de qué van a hablar entonces Puig y Batet en su cita del 21, según la previa este lunes? Pues del empleo y la economía, básicamente. Y ojo, que con los datos de paro registrado (mayor que otros eneros) y afiliaciones a la Seguridad Social (a la baja) el Consell tampoco va a poder sacar pecho.

El propio secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, reconocía el excesivo triunfalismo -que cree que no se le puede achacar a él- de algunas voces del Consell bipartito. El dirigente de Compromís lo expresaba en un tuit en el que adjuntaba una noticia de prensa con los datos de enero: “Està bé la info. I és cert que des del Consell algunes veus són massa triomfalistes. No crec, sincerament, que eixe qualificatiu puga aplicar-se (el diari no ho fa directament) a les meues valoracions mensuals. Intente ser prudent quan va bé i quan no hi va. L'acumulat és bo”.

 


Comenta esta noticia
Update CMP