Jason Remeseiro: el Valencia acepta de buen grado un regalo del Levante

Jason celebra un tanto con la elástica granota

Jason celebra un tanto con la elástica granota

El ansiado refuerzo de banda derecha llegará a Mestalla de la manera más imprevista. En esta ocasión, los errores de cálculo en la planificación granota jugaron en favor de su eterno rival.



El actual momento de Jason Remeseiro (La Coruña 1994) contrasta con las dificultades con las que el otrora mediapunta gallego se vio en la tesitura de tener que lidiar en sus inicios. La confianza de Paco López, en forma de titularidad indiscutible y condición de amo del carril derecho, suponía el premio al esfuerzo realizado por un futbolista rechazado por los servicios técnicos del RC Deportivo de La Coruña en sus inicios debido a su presunta endeblez física. Posteriormente, esas mismas dudas se trasladaban al Levante UD, club en el cual Jason ha visto extrapolarse esas reticencias mediante las dos cesiones - Villarreal "B" y Albacete - con las que ha tenido que convivir durante un periplo que ahora llega a su fin.

Paradójicamente, el aumento de su salario nunca resultó proporcional a la innegable progresión futbolística con la que el joven interior ahora reconvertido en carrilero diestro ha ido dejando atrás esos fantasmas, siendo éste uno de los factores que han terminado por acelerar su cruce de acera dentro de la ciudad del Turia. Así pues, el Valencia CF consigue los servicios de un jugador en franca evolución positiva, destacando debido a sus cualidades cada vez más en el marco de un balompié como el actual, en el cual prima la polivalencia y versatilidad de sus protagonistas a la hora de adaptarse a diversos roles y posiciones dentro del terreno de juego.

El coste cero, tan sangrante para unos como señal de dicha para otros

Pocos paliativos merece para el Levante UD el desafortunado hecho que implica el dejar escapar gratis a uno de sus titulares fijos durante la presente campaña, y máxime si el caso en torno al cual se produce es el de un canterano - se le debe de considerar así por haber llegado aún en edad de formación con tan solo 17 años -. Mientras tanto, de incomprensible cabría calificar que la ficha de un hombre que viene siendo cada vez más imprescindible, precisamente desde que se convirtiera hace dos cursos en uno de los artífices del retorno granota a la Primera División, continuara entre las menos cuantiosas del plantel.

En cambio, desde el punto de vista valencianista todo son loas de cara al futuro. Después de haberse asegurado hace unas horas la continuidad de su capitán, ahora el cuadro che ve reforzado para la próxima campaña su flanco más débil durante la presente: el del carril derecho. A poco que Jason prosiga con su mejoría futbolística - margen de sobra tiene todavía para ello - el negocio será redondo. Y es que a una venta por cualquier tipo de cantidad no habría que restar cuantía alguna en relación a la inversión realizada en su adquisición. Algunos clubes al acecho de la operación, casos de Sevilla o Villarreal, se han habido de resignar al ver como el Valencia CF se les adelantaba en un gran movimiento para sus intereses.

Comenta esta noticia
Update CMP