25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

San Sebastián fustiga a Sánchez por ceder y le augura “indignidad y derrota"

El acto valiente en Alsasua es el polo opuesto a la “infamia” y el entreguismo que están guiando los pasos del Gobierno, a juicio de la columnista.

Frente a la "dignidad" de Alsasua, la “indignidad” e infamia del Gobierno de Pedro Sánchez, que “está pagando el alquiler de su residencia oficial a un precio desorbitado y a un casero okupa usurero cuya pretensión es dinamitarla”. Con estas duras palabras ataca en su última columna en ABC  la periodista Isabel San Sebastián el entreguismo del actual Ejecutivo.

La columnista ha elogiado largamente el homenaje a la Guardia Civil en Alsasua, un evento que consideraba imprescindible, también por lo que tenía de contrapeso al avance de los radicales: “El acto reivindicativo de los valores constitucionales organizado por España Ciudadana, la fundación de Albert Rivera, fue un grito de libertad que no pudieron apagar ni los alaridos de los filoetarras entre quienes destacaba ‘carnicerito de Mondragón’, uno de los más sanguinarios asesinos de la banda, ni el ruido de su fanfarria intimidatoria, ni tampoco las campanas de una iglesia renegada que jamás han tañido a muerte cuando caía un inocente abatido de un tiro en la nuca”.

“La dignidad se encarnó ayer en Fernando Savater y Beatriz Sánchez Seco, víctima de la serpiente ante la que han claudicado varios gobiernos –prosigue San Sebastián- y también de los que permiten que los nidos de la bicha proliferen tanto en el antiguo reino como en esa ‘Euskadi’ sabiniana a la que la presidenta Barkos pretende entregar su tierra. Vistió los colores de Ciudadanos, PP y Vox”.

La veterana periodista considera que existen dos bandos bien diferenciados en nuestra sociedad: los constitucionalistas y defensores de la libertad de un lado y los violentos y totalitarios de otros. Y como espectadores, “los apóstoles del voluntarismo y la corrección política ciega”, entre los que alinea al presidente Sánchez.

Y al jefe del Ejecutivo, entregado a los caprichos del populismo e independentismo, consagra el rapapolvo final: “El vergonzoso cambio de postura de la Abogacía que mangonea el Ministerio de Justicia en la causa del Supremo contra el golpe en Cataluña supera todo lo visto hasta ahora y evoca la célebre frase con la que Churchill se refirió a Chamberlain y Daladier cuando ambos se rindieron ante Hitler en Múnich. Sánchez quiere permanencia a cambio de dignidad y tendrá indignidad y derrota. Lo malo es que para entonces el daño causado a España tal vez sea irreparable”.

Comenta esta noticia
Update CMP