20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

De la ‘cuenta 1,2,3’ a ‘Mi cuenta 1,2,3’ con acciones según su utilización

El Santander da un paso más para potenciar la contratación de la ‘cuenta 1,2,3’ y lanza una tarjeta revolving, que ofrece acciones en función de la utilización, para aumentar ingresos.

Por si fuera poco el esfuerzo del Santander para sacar rentabilidad a su ya famosísima ‘cuenta 1,2,3’, ahora decide dar un nuevo paso para potenciar la contratación de la cuenta y seguir sacando beneficio. Lo hará con el lanzamiento de una tarjeta de revolving, la que permite contratar una línea de préstamo aplazado. Para ello, la entidad ha hecho público ‘Mi otra 1,2,3’, que ofrece acciones del banco en función de la utilización.

Este nuevo proyecto, arraigado a la ‘Cuenta 1,2,3’ permitirá a los clientes disponer de un máximo de 12.000 euros al año, obligándoles a pagar un interés anual nominal del 12%, lo que se resume en un interés del 1% mensual. El ofrecimiento de las acciones funcionará en función del dinero que el cliente tenga en esta cuenta. En este sentido, por el uso de entre 1.000 y 2.000 euros, la entidad concederá de manera gratuita una acción; por un importe de entre 2.000 y 3.000 euros serán dos acción, y por más de 3.000 euros, tres.

La emisión de la nueva tarjeta del Santander no tendrá coste para los clientes, y se ha lanzado con el objetivo de alcanzar 2 millones de cuentas de este tipo, que ofrecen un interés de hasta el 3% por un ahorro de hasta 15.000 euros. La entidad también ofrecerá una serie de ventajas y descuentos en función de las domiciliaciones y productos contratados.

En definitiva, la presidenta del banco, Ana Botín, y el director general para España, Rami Aboukhair, trasladaron la apuesta comercial del 1,2,3 a España para elevar en 3.000 millones los ingresos hasta 2018. Asimismo, la entidad pretende elevar al 11% la cuota de mercado en algunos segmentos.

Comenta esta noticia
Update CMP