02 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sólo puede quedar uno: Florentino y Cristiano sentenciados por el Bernabéu

Cristiano Ronaldo cargó contra el estado físico y las lesiones de algunos de sus compañeros tras el derbi madrileño.

Cristiano Ronaldo cargó contra el estado físico y las lesiones de algunos de sus compañeros tras el derbi madrileño.

Un sector influyente de los socios pide la destitución inmediata de Florentino por la nefasta gestión del club en los últimos años. La continuidad del crack portugués también está en juego.



El Santiago Bernabéu explotó contra el presidente Florentino Pérez tras al derrota del Real Madrid en el derbi madrileño por tercera vez consecutiva en la Liga. La competición nacional está perdida para los blancos y la cúpula del club buscó culpables antes incluso de que los jugadores abandonaran el vestuario. Florentino abrió la caja de los truenos en una reunión de urgencia con Zinedine Zidane para sentenciar a algunos pesos pesados de la plantilla empezando por Cristiano Ronaldo. Porque, como algunos medios apuntan, esta es una guerra uno contra uno. 

La "rajada" del luso contra el estado físico de sus compañeros fue el empujón que le faltaba al presidente para tomar las decisiones drásticas que el propio Zidane anunció en rueda de prensa con un mensaje directo a la plantilla: "El próximo año cambiará, y va a haber cambios". La atención mediática estuvo centrada en lo que ocurría en zona mixta con el delantero pero con el paso de las horas, las declaraciones del francés se han analizado al milímetro. De sus palabras se extrae que de momento cuenta con el favor de la directiva. 

Pesos pesados del Madrid ponen en duda la continuidad de Florentino

El "efecto Zidane" solo ha servido para hacer más fuertes a Cristiano Ronaldo, a Sergio Ramos y a James Rodríguez frente a la institución y el presidente sabe que no se puede permitir una nueva salida por la puerta de atrás como ya le ocurrió en 2006. Florentino pagó con su dimisión la manga ancha que demostró con los entonces "galácticos" como Ronaldo, Beckham, Figo o Raúl. Ahora tiene que darse prisa en solventar este rebrote de egos en el vestuario antes de que la campaña de los socios para echarle del club cobre más protagonismo. El llamado Movimiento Ambar lleva desde el pasado otoño denunciando la nefasta gestión deportiva del equipo directivo y, tras los errores, sus voces se escuchan como un eco constante. A esto se suman las críticas que otros míticos del madridismo tuvieron a bien compartir con los medios como Manolo Sanchís o Carlos Santillana. El último en subirse al carro ha sido el expresidente Ramón Calderón, enemigo público número uno de Florentino, que no ha dudado en comparar la situación del actual responsable con la del presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy.  

La culpa de todo la tiene el doctor del Olmo según los jugadores

El bajón físico de las grandes apuestas como Ramos, Cristiano, Kroos o James y las lesiones de Bale, Benzema, Marcelo y Modric pasaron factura al equipo. Los jugadores echan la culpa a los servicios médicos dirigidos por el doctor Jesús del Olmo, al que consideran el chivato de los asuntos de los futbolistas a la directiva. José Ángel Sánchez, director general del club, y Emilio Butragueño, director de relaciones externas del Real Madrid tienen desde ayer vía libre para buscar remplazos de cara a la próxima temporada. Lo tendrán que hacer bien porque de la resolución de la FIFA depende que el verano del 2017 sea la última oportunidad para reforzar al equipo hasta dentro de dos años. David De Gea, Joao Miranda, Robert Lewandowski y Alaba son los nombres que más suenan en los despachos.

Comenta esta noticia
Update CMP