27 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Patiño revela uno de sus momentos más dramáticos: "Me esperó para morirse"

María Patiño.

María Patiño.

La presentadora de 'Socialité' de Telecinco ha dejado de piedra a los telespectadores con uno de los testimonios más impactantes y sorprendentes nunca escuchados en televisión.

Mes y medio después de enviudar, Paz Padilla volvió a los platós de Telecinco para narrar, con estremecedora entereza, como fue el proceso de la enfermedad y muerte de su "alma gemela", su marido, Antonio Juan Vidal.

La presentadora y actriz protagonizó una desgarradora entrevista en Sábado Deluxe en la que habló con todo detalle de la despedida del gran amor de su vida, de su "alma gemela", de cómo ha vivido todo el proceso de la enfermedad y de cuál es su estado de ánimo ahora, tras estas semanas "de retiro".

 

La gaditana detalló cómo vivió la enfermedad de su marido, empezando por cómo recibió el durísimo diagnóstico. "Tenía problemas de sueño, de concentración, le hicieron una resonancia y un día antes de la graduación de mi hija el médico de urgencia me dice que tiene un tumor y es muy grave, y que probablemente le quede muy poco tiempo de vida", explicó a Jorge Javier Vázquez.

 

La emotiva confesión de Patiño

Tan sólo un día después, María Patiño ha comentado en Socialité la entrevista con Paz Padilla y ha respaldado todas y cada una de las reflexiones de la gaditana sobre la vida y la muerte. Y, en este punto, ha contado a sus telespectadores uno de los momentos más dramáticos y a la vez más impactantes que le ha tocado vivir: lo que ocurrió el día que murió su padre.

Patiño ha revelado que a su progenitor, gravemente enfermo, le dieron 24 horas de vida el mismo día en el que ella tenía que viajar a Madrid para grabar un programa. Su progenitor le espetó entonces, "Vete, aquí te espero".

Tras terminar de grabar el programa, tocaba volver a Sevilla. Y ella ha reconocido que perdió un AVE a propósito. Estaba tratando de juntar fuerzas porque estaba convencida de que se enfrentaba a una de las despedidas más duras de su vida

Al día siguiente, María ya estaba en la capital hispalense: “Cuando llegué al hospital, me cogió de la mano y se fue. Es impresionante, mi padre me esperó más de 24 horas para irse”, ha asegurado la presentadora de Socialité.

 

"Fue una escena dura, pero un acto de bondad por parte de mi padre. Me prometió que no se iría hasta que volviera y lo cumplió”, ha concluido María Patiño.

Comenta esta noticia
Update CMP