Los sanitarios llegan a los hospitales de campaña con un mes de retraso

Los grupos electrógenos de los hospitales de campaña han sido retirados.

Los grupos electrógenos de los hospitales de campaña han sido retirados.

La imágen de una enorme grúa retirando los grupos electrógenos de los hospitales de campaña es la muestra gráfica de un proyecto millonario fallido, al menos, de momento.

Las conselleras Ana Barceló y Gabriela Bravo acudieron en pleno confinamiento a "preinaugurar"  el hospital de campaña de La Fe y posteriormente ofrecieron una comparecencia en el Palau de la Generalitat para resaltar su inmediata apertura. Eso fue el sábado 18 de abril, hace ahora un mes, y de lo anunciado sólo parece que se vaya a confirmar que esas estructuras de plástico, como imponentes invernaderos como extensión de los hospitales de referencia Alicante, Castellón y Valencia, permanecerán hasta diciembre.  El vídeo del acto es el acta notarial más concluyente.

El hecho de que los hospitales no hayan tenido que ser utilizados durante la crisis sanitarias no oculta la realidad de  que a día de hoy siguen sin estar terminados. Los váteres adaptados -se supone que en un hospital deberían de serlo todos- llegaron la semana pasada y aún se están instalando. Los grupos electrógenos se quitaro por el elevado precio de su alquiler y las deficiencias respecto a la accesibilidad y seguridad están pendientes.

La titular de Justicia evitó la autocrítica y mucho menos disculparse por los errores en su gestión durante la actual crisis sanitaria en la sesión de la Diputación Permanente de Les Corts, celebrada el 7 de mayo, en la que la oposición no tuvo contemplaciones y le reprochó también la  adjudicación directa de los hospitales. "Por mucho menos usted cuando era fiscal ha perseguido a empresarios", le llegó a soltar el diputados de Ciudadanos Vicente Fernández, al concluir su intervención.

Para justificar una presunta viabilidad técnica del proyecto, Gabriela Bravo se defendió achacando la dirección técnica sanitaria de este proyecto al general jefe en la reserva Manuel José Guiote Linares, licenciado en Medicina por la Universidad de Granada, con especialización en Cuidados Intensivos por la Academia de Sanidad Militar, y que fue general jefe de la Brigada de Sanidad Militar del Ejército de Tierra. Al mismo tiempo destacó que se trata de una persona con excelente hoja de servicios y reconocido prestigio. Hechos que nadie se pone a cuestionar.

El proyecto sanitario no se corresponde, por otro lado, con la realidad operativa de lo instalado ni con lo anunciado y defendido por la propia consellera. Las instalaciones, que según informó Bravo no eran "hospitales de campaña para dar servicios de asistencia básica o de 1º auxilios",  contaban originalmente con equipamientos de UCI, U.C. Intermedios, camas de hospitalización para niños, zona de descanso para médicos y zona de triajes, Y así debió ser valorada su cuantificación económica.

 

La consellera obvió en su intervención la coincidencia de que ese reputado general jefe en la reserva,  Manuel José Guiote Linares, el 13 de julio del 2015, ostentando el cargo de general jefe de la Brigada de Sanidad Militar del Ejército de Tierra, reconoció, como “Sanitario de Honor” a Francisco Cruz Valverde, por parte de la Brigada de Sanidad, que él mandaba. Francisco Cruz Valverde es consejero de una de las empresas beneficiarias de la construcción de los hospitales de campaña, Bellcomm Information Systems SL, tal como consta en la propia web de la empresa

Comenta esta noticia