26 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Junta Electoral Central se harta de Torra, sus lazos y sus bravuconadas

La fachada del Palau.

La fachada del Palau.

No hay más tiempo que valga para retirar los lazos amarillos y esteladas de los edificios de la Generalitat. El president se enfrenta a una multa o incluso a un procedimiento judicial.

No es no, sigue diciéndole Quim Torra a la Junta Electoral Central. El presidente de la Generalitat ha vuelto a hacer caso omiso al requerimiento del órgano competente para que quite las esteladas y lazos amarillos que cuelgan del Palau y de los edificios de ocho consejerías. 

Toda vez que este martes la JEC se ha negado a ampliar el plazo que había dado a Torra para retirar los símbolos, ahora se abren varios escenarios. El president se enfrenta a una sanción administrativa de 300 a 3.000 euros e, incluso, a que se dé traslado a la fiscalía del caso para iniciar un procedimiento judicial por desobediencia. En las próximas horas se verá.

Torra ya desatendió el primer plazo de 48 horas que le había dado la JEC la semana pasada para limpiar de símbolos las fachadas los edificios de la Generalitat por ser contrarios a la neutralidad que se exige a los poderes públicos en periodo electoral.  

Este martes, cuando iba a vencer el ultimátum extra de 24 horas, el presidente catalán envió un escrito al supervisor electoral pidiéndole que lo suspendiera. Su excusa: la "imposibilidad" de ejecutar esa orden debido al gran número de edificios públicos que, según él, gestiona la administración catalana.

Además le comunicaba que se había puesto en contacto con el síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo catalán), Rafael Ribó, para que emitiera una opinión sobre qué debe hacer la Generalitat en este asunto. Pero la Junta Electoral Central le respondió en cuestión de minutos que no caben más aplazamientos.

Comenta esta noticia
Update CMP