19 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las operadoras se preparan para el fin del roaming

Las principales compañías de telecomunicaciones de nuestro país han invertido en reforzar la capacidad de sus redes ante la oleada de datos que se espera con el fin del roaming, que llega ya

El fin de los cargos por roaming a partir del 15 de junio va a conllevar un considerable incremento del tráfico de datos en las redes de los operadores españoles, especialmente en las zonas más turísticas del país, por lo que las compañías de telecomunicaciones españolas llevan tiempo invirtiendo en aumentar las capacidades de su infraestructuras para evitar problemas y que prestar un servicio de máxima calidad.

La entrada en vigor de la nueva normativa que permite a los europeos utilizar su teléfono móvil en cualquier país de la UE en las mismas condiciones que disfrutan en el suyo ha obligado a los operadores de telefonía móvil a hacer planes de refuerzo, especialmente en regiones como España, uno de los más importantes receptores de turistas durante todo el año y especialmente en la época estival.

Dado que se prevé un incremento del número de turistas en 2017 de un 10% respecto al año anterior, en el que España recibió 75,3 millones de visitantes extranjeros, el crecimiento del tráfico de datos será “exponencial” y podría multiplicarse por cuatro este verano con respecto al mismo periodo vacacional del año pasado. La directora de Red de Vodafone España, Julia Velasco, ha remarcado que la red de la operadora está preparada para aguantar este incremento del tráfico previsto y ha incidido en que la compañía trabaja “constantemente” en revisar su capacidad y su comportamiento, tanto en las zonas de destino habitual de turistas como en el resto del país.

En este sentido, ha recordado que en el marco de su proyecto ‘Spring’, que concluyó en marzo de 2016, Vodafone ha hecho una “inversión muy grande” que ha dado a la compañía una base de cobertura 4G que eleva sus eficiencias. Además, ha recordado que la última época de ‘Spring’ y el pasado año la empresa se ha centrado en expandir el 4G en la banda de los 800 MHz, que es “el complemento perfecto” de esa inversión anterior.

Red de calidad reforzada

Sobre esta base, la compañía lleva trabajando desde ante de Navidad en el dimensionamiento y refuerzo de sus infraestructuras en zonas costeras y aquellas otras donde prevén que la presencia de usuarios de otros países eleve el tráfico en la red para asegurar que eso no va a ser un problema. Asimismo, ha remarcado que debido al acuerdo que tiene con otros operadores, ya han notado un mayor uso de datos roaming y la red está respondiendo “muy bien”. Además, ha añadido que “en ningún caso” esperan un degradación del servicio ofrecido a todos los clientes. En esta línea, fuentes de Telefónica confirman que la compañía también están dimensionando sus redes para atender la demanda actual y futura, con el objetivo de garantizar los estándares de calidad a sus clientes.

Con este fin, la operadora está haciendo “un esfuerzo inversor muy importante” para incrementar la cobertura y capacidad de su red 4G, con especial foco en aquellos puntos de mayor concentración de la demanda para soportar el aumento del tráfico que generen tanto el fin del roaming como el propio crecimiento orgánico del tráfico de los clientes Movistar. Por su parte, fuentes de Orange han explicado que la operadora, de forma análoga a lo que suele hacer en periodos vacacionales, pero teniendo además en cuenta esta circunstancia excepcional, está desarrollando un proyecto para dimensionar su red.

El objetivo de la compañía es dar respuesta a esta demanda adicional que se prevé, especialmente en las zonas de mayor afluencia de turistas, y “absorber estos incrementos de tráfico sin ver mermada la calidad de su servicio”. En concreto, Orange detalla que está llevando a cabo ampliaciones de capacidad y dimensionando sus plataformas de tarificación, de servicios de seguridad o de roaming, entre otras medidas, que supondrán en conjunto un desembolso de unos 12,5 millones de euros.

Por su parte, el director de red del grupo MásMóvil, Miguel Santos, ha subrayado que el principal motor de cualquier redimensionamiento de la red es que no se vean impactados sus clientes por el incremento del tráfico y ha asegurado que su red está preparada para absorber “cualquier volumen de datos razonable”. En este sentido, ha remarcado que, como cualquier otra empresa de telecomunicaciones, MásMóvil tiene planes de inversión a tres años y planes anuales que se revisan cada trimestre, y ha explicado que los últimos ya han tenido en cuanta el impacto que tendrán la nueva normativa de roaming.

Así, ha explicado que, dado que esperan una explosión de datos importantes para este verano, en los seis primeros meses del año han estado preparando la capacidad de su red para ser capaces de absorber ese crecimiento. Asimismo, ha destacado que la compañía trabaja con escenarios “mucho más agresivos” que las tendencias que se ven el mercado para preparar sus planes a tres años, en los que tienen previsto acometer las inversiones necesarias ante el crecimiento previsto del uso de datos.

Una oportunidad comercial

Otro de los aspectos en los que han estado trabajando las operadoras de telefonía móvil en los últimos meses e incluso años es en adaptar su oferta comercial a las nuevas condiciones de mercado que generará el fin de los cargos por roaming. Las compañías de telecomunicaciones están informado a los clientes de los cambios, aunque algunas ya ofrecen este servicio gratuito desde hace tiempo.

En el caso de Vodafone la operadora ya incluyó el roaming en algunas de sus tarifas hace año y medio y no solo en los países de la UE, sino también en otros como Estados Unidos, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Albania y Turquía. Además, adelantándose a la regulación, desde el pasado 23 de mayo todos sus clientes, tanto de contrato como de prepago, han visto eliminados los cargos por itinerancia de datos.

La gerente de marketing de Vodafone España, Raquel Peláez, ha señalado que esta decisión de adelantar el fin del roaming en sus tarifas ha tenido un impacto positivo en la satisfacción de sus clientes y ha ayudado a un mayor éxito comercial al utilizar este beneficio como herramienta de venta. Además, añade que siguen teniendo una ventaja competitiva respecto a otros operadores al incluir el roaming en país tan relevante como Estados Unidos.

Por su parte, Orange ya se adelantó el pasado año a la entrada de la nueva legislación europea al incluir el consumo de voz y datos en la UE dentro de las tarifas Love Familia de Orange y ha continuado este año aplicando la misma medida en el resto del catálogo Love, así como en las nuevas tarifas móviles Go.

En el caso de Movistar y MásMóvil, las compañías han optado por el esperar a la fecha de entrada en vigor de la normativa, el 15 de junio de 2017, para eliminar estos cargos.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia