17 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias rabia por la derrota de la extrema izquierda y llama a la revuelta

La extrema izquierda trina por su derrota en Andalucía y su efecto contagio en toda España. Iglesias simboliza la ira con un discurso frentista para incitar una respuesta en la calle.

La extrema izquierda se quita la careta socialdemócrata y recupera su versión más bronca, tras el varapalo sufrido en Andalucía por el PSOE y Podemos. Pablo Iglesias resucita su versión más agresiva, la que le hizo nacer para el gran público en 2015, y ya apunta cuál va a ser la estrategia a seguir en los próximos meses para movilizar al electorado, dificultar las alianzas en el centro-derecha y justificar cualquier combinación que les permita acceder o conservar el poder institucional en España en sus distintos ámbitos, como ya sucediera en la moción de censura.

No es sólo Iglesias, también han emitido ya ese mensaje representantes de partidos como ERC, IU e incluso, de manera más moderada pero igual de evidente, el PSOE a través de la propia Susana Díaz. Pero Iglesias es quien le ha puesto volumen a a la letra.

 

Lo hizo ya anoche, al concluir el recuento y confirmarse la caída doble de los socialistas y su marca andaluza, al llamar a los antifascistas a que se pongan en "alerta" ante la irrupción de Vox en las elecciones andaluzas, y se movilicen para frenar a una fuerza de "extrema derecha, postfranquista sin complejos, neoliberal y machista", porque la justicia social y la democracia española están "en riesgo".

Vox como coartada

La excusa es Vox, el comodín para apelar "a todos los demócratas y los antifascistas. En nombre de Unidos Podemos: Alerta antifascista", llegó a decir. "Nos estamos jugando nuestra democracia", ha sentenciado más adelante, antes llamar a todas las fuerzas políticas, tanto a las que pactaron con Podemos la moción de censura como a otras con las que tienen "muchas diferencias", a construir "un dique contra el avance de la extrema derecha" y a ser responsables.

En este sentido, Iglesias ha avisado de que los resultados de este domingo deben llevar a todos los demócratas a "ponerse de acuerdo para proteger la democracia" y ha hecho un llamamiento directo al PSOE y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: "Espero que este resultado sirva para que el PSOE y Pedro Sánchez entiendan quienes debemos ser sus aliados".

 

"Y espero que las fuerzas que logramos mayoría para la moción tengamos altura suficiente para saber lo que nos estamos jugando en España. No nos estamos jugando unos Presupuestos o una legislatura sino el futuro, las libertades y que los avances no vayan atrás", ha enfatizado.

Asimismo, ha responsabilizado al PP y a Ciudadanos, pero también al PSOE y a la presidenta andaluza, Susana Díaz, del avance de Vox. A su juicio, PP y Ciudadanos "han normalizado" el discurso de la extrema derecha, que ahora tienen "junto a ellos probablemente con voluntad de gobernar". "Tampoco ha ayudado que, en esta campaña, Susana Díaz en lugar de hablar de Andalucía haya estado hablando de esta fuerza de extrema derecha", ha apostillado según recoge EP.

Sin autocrítica

Lejos de hacer autocrítica sobre los posibles motivos de esta bajada en los apoyos, Iglesias ha defendido que Adelante Andalucía ha sido "la única fuerza que ha puesto la dignidad política en el centro" y "la que ha sabido encontrar el espíritu del 4-D y el 28-F. "Estamos muy orgullosos", ha asegurado.

"En nombre de Unidos Podemos: Frente a la extrema derecha, igualdad, libertad, fraternidad", ha concluido Iglesias su intervención inicial, en la que ha llamado directamente a los movimientos feministas, a las organizaciones de trabajadores, estudiantiles y de pensionistas, entre otros, a "movilizarse" para defender "la justicia social" y la democracia.

Comenta esta noticia
Update CMP