05 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Visita a Manchester: la última prueba de Benzema

Benzema, en el reciente partido ante el Granada.

Benzema, en el reciente partido ante el Granada.

Al delantero francés del Real Madrid solo le queda la remontada ante el City en la Champions para culminar una sensacional temporada.

Para nadie es un secreto que Karim Benzema está firmando una de las mejores campañas de su carrera en el Real Madrid. El delantero francés ha sido una de las piedras angulares del proyecto encabezado por Zinedine Zidane, que ha dejado al equipo como campeones de liga tras tres años de ausencia.

El ex Olympique de Lyon ha dejado 21 goles y ocho asistencias como registro en la edición 2019-20 de la Liga Santander, números casi iguales a los que firmó la temporada pasada, cuando aportó 21 tantos y solo una asistencia menos. Sin embargo, la diferencia está en la incidencia que tuvieron los números de Benzema para el Real Madrid en la vía a consagrarse como campeón liguero.

Al hacer revisión de en qué partidos anotó o asistió el número “9” del conjunto, se observa que el jugador colaboró con su equipo con estas acciones en 19 de los 38 encuentros que se disputaron en el torneo de liga. De estos 19 partidos en los que Benzema asistió o marcó, 13 hubiesen quedado empatados o terminados en una derrota para el Real Madrid, de no ser por el aporte del ariete galo.

Esto puede traducirse en que el delantero de 33 años auxilió directamente al equipo de Zidane, puesto que definió los partidos que terminaron, dándole a su club nada menos que 35 de los 87 puntos que obtuvieron en la carrera por el trofeo de liga.

Ya se sabe la importancia que tuvo Karim Benzema en la liga recién obtenida por el Real Madrid. Sin embargo, el delantero y todo el equipo aún deben enfrentar un último reto para cerrar con un verdadero broche de oro la actual temporada: superar al Manchester City por los octavos de final de la Champions League y llegar a titularse nuevamente en este torneo.

La derrota que el club blanco sufrió ante los dirigidos por Pep Guardiola por 1-2 los obliga a tener que marcar al menos dos goles y aspirar a no recibir ninguno para clasificar a cuartos de final sin pasar por los traumáticos tiempos extra o penaltis.

La última prueba de Benzema esta temporada será la de transmitir su efectividad e incidencia para definir partidos en la Champions League. En principio, la visita a Manchester para enfrentar al City será el examen de fuego para el francés y su equipo, pero de conseguir la victoria, el delantero tendrá la tarea de demostrar su gran estado de forma en el resto de la Champions.

Siendo la “orejona” el trofeo fetiche del equipo capitalino, el aporte de Karim será de vital importancia para cerrar la que puede ser su mejor temporada, no en cuanto a números, pero sí en lo que respecta a sus acciones para con el equipo. .

Comenta esta noticia