02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PNV se asusta con el escaño de Vox y llama a rebato en su campaña en Álava

Santiago Abascal y su candidata por Álava para el 12-J, Amaia Martínez.

Santiago Abascal y su candidata por Álava para el 12-J, Amaia Martínez.

Los nacionalistas habían dedicado toda su estrategia hasta este lunes en confrontar con Bildu. Pero los sondeos internos avanzan la posible irrupción de los de Abascal en la Cámara Vasca.

Es posible que sea, en realidad, una estrategia para movilizar a sus votantes -la mitad de los vascos están ya en sus residencias de verano y sigue habiendo una notable preocupación por los rebrotes del Covid-, pero lo cierto es que el comité de campaña del PNV ha variado su estrategia en estas últimas horas. Y los de Íñigo Urkullu y Andoni Ortuzar ha sustituido su objetivo prioritario de su primera semana de campaña: ya no es ni Bildu, ni Podemos con su amenaza del tripartito de izquierdas. Ahora, la preocupación es Vox.

Fuentes peneuvistas consultadas por ESdiario reconocen que en Sabin Etxea, la sede del PNV, los sondeos internos que se reciben a diario dibujan la posible sorpresa de los de Santiago Abascal, que el domingo podrían hacerse con su primer cargo electo en el País Vasco con un escaño por Álava.

De hecho, la última encuesta de ETB difundida este mismo lunes contempla esa posibilidad, que Amaia Martínez irrumpa en el Parlamento Vasco por la provincia natal del propio Abascal. Una posibilidad que no contemplaba el sondeo anterior.

 

La última encuesta de la ETB, este pasado lunes, apuntaba al primer escaño vasco de Vox.

 

Tal vez por eso, Ortuzar se ha volcado en estas últimas horas en Álava con un mensaje polarizado contra Vox. "Hay que ir a votar para dejar a los fachas fuera del Parlamento Vasco", ha repetido en varios mítines. Y el presidente del PNV ha advertido a los suyos que la presencia de la candidata del partido verde se juega "en un puñado de votos".

"¡Ojo con tumbarse a la bartola pensando que está todo hecho! No lo está. Las encuestas pueden servir al contrario, con el efecto adormidera para desmotivar a la gente. Alguien puede pensar que, si todo está hecho, ¿para qué voy a votar? Y, después del recuento, nos llevamos las manos a la cabeza", advirtió este mismo martes agitando el voto del miedo.

 En el PNV reconocen que la presencia de Vox en el Parlamento Vasco daría a los de Abascal un altavoz inmejorable en el llamado oasis vasco. Y temen que pueda jugar el papel agitador que ya realiza en el Congreso, erigiendose en la oposición-al menos mediática- ante el descalabro que, además, auguran todos los sondeos a la coalición PP-Cs.

Y algunos en el PNV reconocen que, con Vox en la Cámara de Vitoria, la respuesta al escándalo del vertedero de Zaldivar tal vez hubiera sido distinta.

 
 
Comenta esta noticia
Update CMP