09 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey acota los límites: entendimiento sí, pero "dentro de la Constitución"

El Rey Felipe, este martes en su mensaje a los españoles.

El Rey Felipe, este martes en su mensaje a los españoles.

El Monarca opta por un discurso en positivo, sin reproches, con llamamientos a la unidad y al valor esencial de la Carta Magna en la convivencia.

Prueba de que la agitada política española ha golpeado también al mensaje de Nochebuena del Rey Felipe es que, contra lo que es costumbre, el discurso que este martes ha leído el Jefe del Estado fue grabado este mismo lunes. La voragine de negociaciones para la investidura, manda.

Y este mensaje central: "La voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución, que reconoce la diversidad territorial que nos define y preserva la unidad que nos da fuerza".

Había notable expectación, con los acontecimientos tras el espaldarazo de la Justicia Europea a Oriol Junqueras, por lo que Felipe VI decía y, también, por lo que prefería callar. Y finalmente, el Monarca ha querido introducir el asunto de Cataluña en los primeros minutos de su alocuación.

Con un llamamiento para poner en valor el prestigio de nuestra Nación. "Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad; confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos, sin divisiones ni enfrentamientos que solo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro"

"Tenemos un gran potencial como país. Pensemos en grande. Avancemos con ambición. Todos juntos. Sabemos hacerlo y conocemos el camino", ha enfatizado.

Don Felipe ha recordado que "vivimos en un Estado Social y Democrático de Derecho que asegura nuestra convivencia en libertad y que ha convertido a España en un país moderno".

"Es mucho lo que hemos construido juntos y podemos sentirnos muy orgullosos de los valores que inspiran a nuestros ciudadanos, de la energía, la vitalidad y el dinamismo de nuestra sociedad y de la solidez de nuestro Estado", ha subrayado.

"No vivimos -ha reconocido- tiempos fáciles; por eso debemos tener más que nunca una confianza firme en nosotros mismos y en España, que siempre ha sabido abrirse camino cuando hemos afrontado el futuro con responsabilidad, generosidad y rigor".

El Rey ha recordado que "todo lo cuanto hemos logrado es el resultado de que millones de españoles, gracias a nuestra Constitución, hemos compartido a lo largo de los años unos mismos valores sobre los que fundamentar nuestra convivencia".

"El tiempo no se detiene y España no puede quedarse inmóvil, ni encerrarse en sí misma como otras épocas del pasado. Tiene que levantar la mirada para no perder el paso ante los grandes cambios sociales, científicos y educativos que señalan el futuro", ha concluido.

 

Comenta esta noticia