20 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Mar Yuste

    Mar de Amores

    Es más divertido contar la vida de los demás, que la propia. Las venturas y desventuras y, sobre todo, los secretos de nuestros famosos patrios. ¿Qué intentan ocultar? La periodista Mar Yuste nos desvela ese punto de vista “mortal” de nuestras celebrities. Cómo no, tocando esa vena maruja que todos llevamos dentro.

La angustia de Toño Sanchis: quiere aparentar normalidad pero está arruinado

Belén está preparando los próximos pasos

Belén está preparando los próximos pasos

La felicidad de Belén Esteban por haber ganado la batalla no contrasta mucho con la sonrisa que Sanchís intenta lucir allá donde va. Eso y una vida alejada del ahorro post sentencia

Es una amistad imposible de recuperar, en la que Belén Esteban y Toño Sanchís han pasado de sentirse como hermanos a odiarse sin ninguna cordialidad. Ahora sólo se dedican improperios, ni siquiera indiferencia.

Belén lo dice cómo lo siente, como parte de su naturalidad, y Toño, en cambio, intenta dar la callada por respuesta para aparentar que la cosa no va con él. Y mucho.

De hecho, es bastante significativa la pose de indiferencia que Toño parece lucir en sus perfiles de Redes Sociales. La sentencia dice bien claro que debe pagar 600.000 euros a la novia de Miguel, pero a él no se le ve muy afectado. Y mucho menos cuando aparenta una vida alejada de la moderación y el ahorro.

Quizás le sobra el dinero y lo de que su casa familiar podría ser embargada es puro cuento, pero en estos días post sentencia a favor de Belén Esteban le hemos visto presumiendo de corte de pelo, comiendo en Valencia un arrocito (de meloso de ciervo, caracoles y boletus, para más detalles);

Algo que otros mortales que no deben afrontar semejante deuda se pueden permitir. Pero es que a ello se suman sus sesiones de esquí y sus excursiones… Ahí queda eso.

Más cuando Belén amenaza con continuar la guerra a través de los Tribunales, y quizás por la vía penal, contra la empresa de Sanchís. Algo que, quizás, sea el mate para este jaque.

Muy preocupada

En cambio a la sí que hemos visto muy preocupada es a Lorena, la mujer de Toño Sanchís. Algo totalmente normal viendo amenazadas su situación económica, la posibilidad de perder la vivienda familiar y, puede, que la empresa que les ha permitido vivir holgadamente estos años.

Unido, como le pasaba a la Infanta Cristina (modo irónico), a la decepción por ver cómo su marido ha sido declarado culpable en situaciones nada agradables.

A todo ello se suma el apartheid laborar y personal que están sufriendo. Son muchos los amigos, y caras conocidas del colorín, que les han apoyado durante este periplo judicial. Pero, ahora, después de haber sido condenados, muchos los que se han ido en desbandada.

Eso sí, Olvido Hormigos se sigue mostrando fiel a su representante y no duda en recorrerse los platós que le dejan para seguir defendiéndole.

Mientras, Toño y Lorena se plantean una demanda por intromisión al honor y Belén, pletórica, hace frente a todo el dinero que debe.

Ha devuelto el montante de los afectados por el terremoto de Lorca que, misteriosamente, desapareció y ha saldado su deuda con Hacienda y que fue la que hizo saltar la liebre.

Seguro que algunas están durmiendo más tranquilas que otros…

Comenta esta noticia
Update CMP