21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Neymar, tras su expulsión: "Me arrepiento de no haberle dado más fuerte"

Neymar

Neymar

El brasileño se ha pronunciado en redes sociales después del lamentable espectáculo vivido ayer en el PSG-Marsella y acusa al central Álvaro González de racista.

El fútbol en su peor definición. Un horrible ejemplo. Así podría definirse ayer el PSG-Olympique de Marsella, que acabó con 5 expulsados y 14 tarjetas amarillas. Tan esperpéntico fue el espectáculo que como anécdota cabe destacar que en el minuto 95 el narrador de Movistar+ dijo que no se podía creer que el árbitro no hubiese sacado ninguna roja en todo el encuentro. Segundos después se desencadenaba la tángana que acabaría en ese escenario. 

La expulsión más destacada fue la de Neymar, que pegó dos collejas a Álvaro, central del Marsella, según él por llamarle "mono hijo de puta". Tanto al final del encuentro -se escuchó al brasileño decir al cuarto árbitro que el defensa era un racista- como después, en redes sociales, se mostró muy lejos del arrepentimiento. 

"Solo me arrepiento de no haberle dado en la cara a ese bobo. Que el VAR capte mi agresión es fácil, ahora quiero ver la imagen del racista llamándome mono hijo de puta", ha escrito en su cuenta de Twitter. 

La guerra en las redes sociales acababa de empezar, y Álvaro contestó a las acusaciones de racismo de Neymar compartiendo una foto con sus compañeros de equipo de origen africano para defenderse

Habrá que ver si la federación francesa decide investigar esta posible agresión racista por parte de Álvaro, al que, por cierto, casi le impacta en la cara un escupitajo de Di María claramente intencionado. Con la que está cayendo, solo nos queda llevarnos las manos a la cabeza. 

 

Comenta esta noticia