20 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un tuitero fulmina al diputado "rasta" de Podemos con una nueva foto vergonzosa

La imagen de la discordia.

La imagen de la discordia.

Tras el caso de la Coca Cola del senador Ramón Espinar, los podemitas se enfrentan a una nueva fotografía que airea lo incongruente de su política. Alberto Rodriguez es el protagonista.

Después de que el portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, fuera captado bebiendo Coca Cola durante la hora del almuerzo, justo después de que la Mesa de la Cámara Alta rechazase la petición de retirar de la institución todos los productos que comercializa dicha empresa. La "pillada" se producía tras esta petición de dos senadores del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Iñaki Bernal y Vanessa Angustia, compañeros del también secretario general del partido morado en la Comunidad de Madrid. Además de pedir que no se vendan los productos de la bebida estadounidense en el Senado, reclamaban que "se prive de su publicidad y no se le permita utilizar eventos de autorización institucional".

El motivo que alegaban es el incumplimiento por parte de la empresa de la sentencia del Tribunal Supremo, que le insta a reabrir el centro de Fuenlabrada y a reincorporar a sus trabajadores.

Una foto anecdótica que sin embargo aireaba la tremenda incongruencia de los dirigentes de Podemos en relación a lo que elocuentemente predican públicamente o entre sus seguidores y foros y lo que en realidad hacen en su vida privada. Podemos tiene un nuevo "afectado" por una foto de la vergüenza. Se trata del diputado canario Alberto Rodríguez, más conocido como el "rasta". 

Así, el avispado tuitero Rafa M. Gorgues ha publicado una instantánea del "rasta" de Podemos que se encuentra entre compañero de clase, en lo que parece un aula, con una camiseta deportiva. Hasta aquí todo normal si no fuera porque se trata de una camiseta de baloncesto de un equipo perteneciente a la NBA norteamericana y de un jugador, Stephen Curry, que percibe un salario anual de 37 millones de dólares más otro importante "pellizco" perteneciente a los contratos publicitarios. 

De nuevo estamos ante algo normal en un joven si no fuese porque Alberto Rodríguez, como recuerda el tuitero, "crítica a Estados Unidos. Crítica la desigualdad de salarios y el tío se pone una camiseta de la NBA americana de un tío que cobra 37 millones de dólares". 

Comenta esta noticia
Update CMP