17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Camacho preocupa a PP, Cs y Vox desvelando el mismo error de cálculo que cometen

Hay una mala noticia que tanto Pablo Casado, como Albert Rivera, como Santiago Abascal prefieren ignorar todos a una pero eso no quiere decir que vaya a desaparecer por arte de magia.

A estas alturas pocos analistas políticos dudan de que vayamos a elecciones generales pero para Ignacio Camacho en su columna de ABC de este lunes da igual que haya comicios o no porque "los partidos del centro y la derecha parecen resignados a disputarse una especie de Ministerio de la Oposición durante el mandato de Sánchez".

Peor aún, medita, "casi se diría que no sólo han renunciado ya a disputarle al presidente una victoria que consideran inevitable, sino que están deseando que gobierne cuanto antes, y a ser posible que suba pronto los impuestos y cometa muchos dislates para que a los españoles moderados les hierva la sangre".

De esta manera, sostiene, "los conservadores y los liberales podrían comenzar su pugna por el liderazgo subalterno y pasarse la legislatura atizándose entre ellos a ver quién de los tres obtiene el privilegio de llegar a los siguientes comicios como principal candidato a perderlos".

Y es que el periodista les recalca que "hay una mala noticia que prefieren ignorar para proseguir su desencuentro, y es que si permanecen divididos la izquierda va a gobernar durante bastante tiempo".

A saber, "sin ese miope conformismo no se explica la resistencia de Abascal y Rivera a articular al menos las bases de una cierta unidad estratégica". Puede ser que "estén convencidos de que no llegaremos a esa segunda vuelta que, de producirse, les pasará una factura entre notable y severa".

En resumen, "lo que más les interesa es que Podemos ceda, acabe por aceptar alguna de las ofertas del Gobierno y les evite el retroceso que vaticinan las encuestas". 

Ni siquiera a Casado le suscita demasiado entusiasmo la repetición electoral y eso que "los sondeos lo presentan como el principal beneficiario de un aclarado de posiciones en su bando, acaso llegando a triplicar a Vox en votos y a doblar a Cs en escaños".

Sin embargo, concluye, "como Sánchez saldría catapultado debe de pensar que no le merece la pena el trabajo y que es mejor dejarlo comenzar un mandato en precario. En cualquier caso los tres partidos cometen el mismo error de cálculo, el de desestimar la alta probabilidad de que el PSOE se asiente en el poder, solo o acompañado, por un período largo. Tan duradero como el que la derecha tarde en reagruparse para derrotarlo". 

Comenta esta noticia
Update CMP