29 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La adicción de Pedro Sánchez a las cámaras dispara el gasto de "TeleMoncloa"

Pedro Sánchez durante una comparecencia posterior a un Consejo Europeo.

Pedro Sánchez durante una comparecencia posterior a un Consejo Europeo.

La Secretaría de Estado de Comunicación ha sacado a concurso un megacontrato que cuadruplica los de la época de Rajoy, y todo para que el presidente del Gobierno dé bien en cámara.

El afán de Pedro Sánchez por los focos y las superproducciones en La Moncloa, como lo fue la retransmisión de la mesa de diálogo celebrada la semana pasada con los independentistas o el cónclave de ministros en la finca Quintos de Mora, ha disparado el gasto en medios técnicos y humanos.

El Ministerio de la Presidencia acaba de sumar una partida extra de 90.750 euros para contratar una empresa -ya la tiene, Montajes Escénicos Globales S.L.- que durante los próximos doce meses se encargue de que Sánchez salga bien iluminado en las ruedas de prensa, sin sombras.

La Secretaría de Estado de Comunicación, promotora del contrato, lo llama asépticamente "adecuado servicio de iluminación" y explica que no es solo para el presidente: "Este contrato viene a satisfacer la necesidad de iluminar los espacios donde comparecen el presidente del Gobierno, la vicepresidenta del Gobierno y la portavoz del Gobierno y no existe la iluminación adecuada a criterio de la Secretaría de Estado de Comunicación, bien sea en el Complejo de la Moncloa o en el resto del territorio nacional". 

Incluye tanto comparecencias en el Palacio Presidencial como actos de mayor envergadura, "tales como reuniones de alto nivel o conferencias de presidentes autonómicos".

Pero ése no es el contrato más suculento de las últimas fechas. El Ministerio de la Presidencia ha dispuesto 1,2 millones de euros (IVA ya incluido) extra para transmitir la señal institucional de los viajes de Sánchez al extranjero, ya sea a Bruselas para participar en los Consejos Europeos o a otros destinos, y que los españoles no pierdan detalle de su periplo por el mundo.

Se trata de un megacontrato aún no adjudicado (el plazo de presentación de ofertas terminó este martes) que cuadruplica el coste de los de la época de Mariano Rajoy. Dicen en La Moncloa que porque el expresidente del PP viajaba menos.

En la memoria justificativa del concurso, el propio Gobierno reconoce el sobrecoste. La Secretaría de Estado de Comunicación explica que en julio de 2018 se adjudicó ese servicio a la empresa Overón S.L. (propiedad del empresario mediático Jaume Roures, el que ha dado trabajo al reo Joaquim Forn para que pueda salir de permiso de la cárcel) de 300.000 euros que debía haber durado dos años. Exactamente como con Rajoy.

Pero que en enero de 2019, en medio año, el dinero se había acabado. Y lo justifica en la hiperactividad internacional de Sánchez: "Desde junio de 2018 (cuando él llegó a la La Moncloa por una moción de censura) se ha producido un incremento en el número de viajes, un total de 44 en los últimos 12 meses, y se ha incrementado la duración media de los mismos debido a las giras realizadas".

Así que la Secretaría de Estado de Comunicación fue parcheando con contratos menores hasta que ha decidido sacar uno mucho mayor.

Parte de la memoria justificativa del contrato.

 

Dice el Ejecutivo que el "impacto social y político de los viajes internacionales del presidente del Gobierno" obliga a que estos tengan una buena cobertura. Porque es de carácter "imprescindible e irrenunciable" para el líder del Gobierno. 

Comenta esta noticia